Huracán Fiona toca tierra en Puerto Rico, que se queda sin electricidad

·2  min de lectura
Foto del sábado de un puerto vacío en Cabo Rojo, Puerto Rico, antes de la llegada del huracán Fiona

Por Ivelisse Rivera

SAN JUAN, 18 sep (Reuters) -El huracán Fiona tocó tierra el domingo en Puerto Rico, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH), y la frágil red eléctrica de la isla quedó fuera de servicio.

El centro del huracán tocó tierra en la costa suroeste de Puerto Rico, cerca de Punta Tocón, a las 1920 GMT, con vientos máximos sostenidos de unos 140 kilómetros por hora, superando el umbral de un huracán de categoría 1, sostuvo el CNH.

La red eléctrica no funcionaba en toda la isla de 3,3 millones de habitantes, dijo en un comunicado LUMA Energy, operador de la red eléctrica y la autoridad eléctrica de Puerto Rico.

También se pronosticaron lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra en la República Dominicana a medida que la tormenta avanza hacia el noroeste.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó el domingo una declaración de emergencia para Puerto Rico, una medida que autoriza a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) a coordinar las operaciones de ayuda en caso de desastre. La isla podría recibir hasta 63,5 cm de lluvia.

La red eléctrica de Puerto Rico sigue siendo frágil después de que el huracán María provocara el mayor apagón de la historia de Estados Unidos en septiembre de 2017. En ese huracán de categoría 5, casi 2 millones de clientes se quedaron sin luz y el 80% de las líneas eléctricas quedaron fuera de servicio.

Las autoridades han abierto unos 80 refugios y han cerrado las playas y los casinos, y se instó a los residentes a buscar refugio ante el paso de Fiona.

Las lluvias han aumentado en intensidad desde el domingo por la mañana, junto con fuertes ráfagas de viento, dijeron residentes.

Denise Ríos, que vive en la localidad suroccidental de Hormigueros, dijo que se quedó sin electricidad tras una fuerte ráfaga de viento y lluvia que comenzó alrededor del mediodía.

"Desde entonces no ha parado", sostuvo. "Llueve mucho y el viento sopla fuerte. Estoy tranquila pero alerta".

La única muerte registrada hasta ahora por Fiona se produjo en la isla caribeña francesa de Guadalupe.

(Reporte de Ivelisse Rivera en San Juan; información adicional de Nathan Layne en Wilton, Connecticut. Editado en español por Javier Leira)