Anuncios

HRW: combustibles fósiles tienen un impacto devastador en Emiratos, anfitrión de la COP28

Dubái, 4 dic (EFE).- Human Rights Watch (HRW) aseguró hoy que la industria de combustibles fósiles de Emiratos Árabes Unidos (EAU), anfitrión de la Cumbre del Clima COP28, contribuye a la contaminación tóxica del aire con un impacto devastador en la salud humana, mientras el Gobierno emiratí trabaja para posicionarse como líder mundial en cuestiones climáticas.

En un informe titulado "Puedes oler petróleo en el aire: Los combustibles fósiles de EAU alimentan la contaminación tóxica", HRW documentó los "niveles alarmantemente altos de contaminación atmosférica" en el país del golfo, lo que crea "importantes riesgos para la salud de sus ciudadanos y residentes, y contribuyen a la crisis climática mundial".

El director de medioambiente para HRW, Richard Pearshouse, afirmó que "los combustibles fósiles contaminan el aire que respiran las personas en EAU", mientras que "la aniquilación de la sociedad civil por parte del gobierno emiratí significa que nadie puede expresar públicamente sus preocupaciones, y mucho menos criticar la incapacidad del gobierno para prevenir este daño".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado la contaminación atmosférica como la "mayor amenaza medioambiental para la salud humana" a escala mundial.

EAU es uno de los mayores productores de petróleo del mundo y albergan siete de las llamadas "bombas de carbono", los mayores proyectos de producción de combustibles fósiles del mundo, recordó HRW.

Para este informe, la ONG revisó y analizó datos gubernamentales sobre contaminación del aire de 2018 a 2023, datos obtenidos por satélite e informes gubernamentales, y entrevistó a 12 trabajadores migrantes, incluidos trabajadores con salarios bajos que realizan trabajos en el exterior.

El análisis de HRW de los niveles de PM2,5 -partículas muy pequeñas que miden 2,5 micrómetros o menos y pueden penetrar profundamente en los pulmones y entrar fácilmente en el torrente sanguíneo- captados por 30 estaciones gubernamentales de vigilancia terrestre en septiembre de 2023 reveló que, de media, eran casi tres veces superiores a los niveles diarios recomendados por las directrices de calidad del aire de la OMS.

Según los últimos datos del Banco Mundial, la exposición media anual a las PM2,5 en EAU es más de ocho veces superior a la que la OMS considera segura para la salud humana.

De acuerdo a la OMS, cada año mueren en los EAU unas 1.872 personas a causa de la contaminación del aire exterior.

La expansión prevista de las explotaciones de combustibles fósiles también socava los objetivos del Gobierno emiratí de los EAU de reducir los altos niveles de contaminación atmosférica, señaló HRW.

"La contaminación atmosférica es un secreto sucio en EAU", aseveró Pearshouse, que añadió que "si el gobierno no permite que la sociedad civil escudriñe y hable libremente sobre la conexión entre la contaminación atmosférica y su industria de combustibles fósiles, la gente seguirá padeciendo problemas de salud que son totalmente evitables".

(c) Agencia EFE