Anuncios

HRW: Unos 60 civiles murieron el año pasado en ataques militares con drones en Burkina Faso

ARCHIVO - Mural visto en Ouagadougou, Burkina Faso, el 1 de marzo de 2023. (AP Foto, Archivo)

ABUJA, Nigeria (AP) — Human Rights Watch (HRW) dijo el jueves que las fuerzas de seguridad de Burkina Faso mataron el año pasado al menos a 60 civiles en tres ataques con drones que, según el grupo, pudieron constituir crímenes de guerra.

El gobierno de la nación de África occidental afirmó que los ataques iban dirigidos a extremistas, entre ellos, combatientes yihadistas y grupos rebeldes que han estado operando en poblaciones remotas.

La acusación hecha por el organismo de vigilancia con sede en Nueva York es la más reciente en una serie de denuncias similares hechas por distintos grupos defensores de derechos.

En el informe también se indica que los ataques “violaron las leyes de la guerra” y mostraron “poca o ninguna consideración” por los civiles. HRW dijo el año pasado que descubrió que las fuerzas de Burkina Faso realizaban ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y torturas en las poblaciones afectadas por el conflicto.

Los drones atacaron a grupos de personas en un mercado y en un funeral entre agosto y noviembre del año pasado, de acuerdo con Ilaria Allegrozzi, investigadora sénior de HRW para la región del Sahel.

El gobierno no respondió a las consultas sobre los hallazgos, señaló HRW. The Associated Press no pudo verificar de manera independiente los hechos que rodean a los ataques.

El informe se basó en entrevistas con al menos 23 testigos y organizaciones no gubernamentales. Los ataques fueron descritos por los medios estatales como operaciones exitosas en las que murieron extremistas islámicos, dijo, sin mencionar ninguna víctima civil.

El primer ataque, realizado el 3 de agosto, se produjo en un mercado semanal en la aldea de Bouro, presuntamente controlada por extremistas ligados a Al Qaeda, según HRW. Citó a tres sobrevivientes, según los cuales varios combatientes yihadistas fueron vistos entrando en el mercado en el momento del ataque. Uno de los entrevistados dijo que “estaba lleno de civiles cuando el dron atacó”.

El segundo ataque, realizado el 24 septiembre en la aldea de Bidi de la región de Nord, cerca de la frontera con Mali, ocurrió mientras unos 100 hombres asistían a un funeral. No había presencia de milicianos en ese momento.

El tercer ataque, realizado en noviembre, ocurrió en un mercado cruzando la frontera, cerca de la ciudad maliense de Boulkessi. Según los testigos citados, aunque había algunos militantes en ese momento, “casi todas” las personas que estaban en el mercado eran civiles.