Un hombre que sobrevivió 16 horas atrapado en un velero volcado en el Atlántico gracias a una burbuja de aire

·4  min de lectura
Esta fotografía publicada el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo muestra el casco del velero de bandera francesa Jeanne Solo Sailor volcado a 22 kilómetros de las costas de las islas Sisargas, en la región de Galicia, al noroeste de España.
Esta fotografía publicada el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo muestra el casco del velero de bandera francesa Jeanne Solo Sailor volcado a 22 kilómetros de las costas de las islas Sisargas, en la región de Galicia, al noroeste de España. - Créditos: @HANDOUT

Laurent Camprubi, un hombre de nacionalidad francesa de 62 años, sobrevivió durante 16 horas en el mar gracias a una burbuja de aire que se formó en el interior de su velero luego de volcar.

La embarcación de 12 metros, que había zarpado de la capital portuguesa, Lisboa, envió una señal de socorro el lunes por la noche desde el océano Atlántico.

Vecino de la localidad francesa de Marsella, Camprubi participaba en unas pruebas clasificatorias de la regata internacional Ruta del Ron, que cada cuatro años reúne al menos a 120 patrones que parten en solitario de Saint-Malo hacia las Antillas.

Esta fotografía distribuida el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo Salvamento Marítimo muestra al marinero francés de 62 años Laurent Camprubi posando para las fotos con el jefe del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Finisterre Manuel Capeans en un muelle junto a su velero Jeanne Solo Sailor volcado, en la región de Galicia, al noroeste de España.
Esta fotografía distribuida el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo Salvamento Marítimo muestra al marinero francés de 62 años Laurent Camprubi posando para las fotos con el jefe del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Finisterre Manuel Capeans en un muelle junto a su velero Jeanne Solo Sailor volcado, en la región de Galicia, al noroeste de España. - Créditos: @HANDOUT

La agencia española de búsqueda y rescate marítimo encontró la embarcación dada vuelta, pero el mar estaba demasiado agitado para rescatarlo, por lo que el marinero tuvo que esperar hasta la mañana.

La supervivencia del hombre era “casi imposible”, dijeron los buzos de los guardacostas.

La embarcación, Jeanne Solo Sailor, envió una señal de socorro a las 20:23 (hora local) del lunes, a 22,5 kilómetros de las Islas Sisargas, cerca de la región noroccidental española de Galicia.

Un barco de rescate con cinco buzos y tres helicópteros se puso en marcha para encontrar y salvar al hombre. “Nuestro objetivo principal era comprobar que el náufrago estaba vivo y respondía a nuestras señales”, aseguraron los buceadores Antonio Gómez y Andrés Pita a La Voz de Galicia.

Un buceador se introdujo en el casco del barco para buscar señales de vida y el hombre respondió dando golpes desde el interior.

El mar estaba agitado y el sol se había puesto, por lo que el equipo de rescate fijó globos de flotación al barco para evitar que se hundiera y esperó hasta la mañana.

“Me dijeron que temían que no resistiera la noche. Y yo les contesté que mi miedo era que no volviesen a por mí”, contó Camprubi al diario español. Deportista de élite en moto acuática y bicicleta, el hombre dijo que esta fue su peor experiencia. “Me salvó pensar en mi mujer y mis hijos”.

Esta fotografía publicada el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo muestra a los rescatistas de pie sobre el casco del velero de bandera francesa Jeanne Solo Sailor volcado, a 22 kilómetros de las costas de las islas Sisargas, en la región de Galicia, al noroeste de España.
Esta fotografía publicada el 4 de agosto de 2022 por la agencia española de búsqueda y rescate marítimo muestra a los rescatistas de pie sobre el casco del velero de bandera francesa Jeanne Solo Sailor volcado, a 22 kilómetros de las costas de las islas Sisargas, en la región de Galicia, al noroeste de España. - Créditos: @HANDOUT

Al día siguiente, dos buzos nadaron bajo el barco para ayudar a salir al marinero, al que encontraron con un traje de supervivencia de neopreno y sumergido en el agua hasta las rodillas.

El hombre saltó entonces al agua, que estaba a una temperatura de entre 17 y 18 grados, y nadó bajo el barco hacia la superficie del mar.

“He visto en el Facebook el vídeo del rescate. Nunca agradeceré lo suficiente a estos hombres lo que han hecho por mí. Es increíble: dedican su vida a salvar la de otros”, dijo Camprubi a la televisión local.

En un tuit, la Sociedad Española de Seguridad y Salvamento Marítimo dijo: “Cada vida salvada es nuestra mayor recompensa”.

Vicente Cobelo, miembro del equipo de operaciones especiales de los guardacostas, informó que el marinero se metió en el agua “por iniciativa propia”. Y añadió que los buzos ayudaron a sacar al marinero, ya que le resultaba difícil quitarse el traje.

El equipo de rescate lo trasladó por aire y lo llevó brevemente al hospital para que le hicieran un chequeo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.