Anuncios

“Hit Man” de Richard Linklater es un éxito en Toronto

TORONTO (AP) — Este otoño no han faltado películas de sicarios en los festivales de cine. Se podrían formar en fila, cada una con sus rifles de francotirador apuntando al público: “The Killer” (“El asesino”) de David Fincher, “Knox Goes Away” de Michael Keaton, “Aggro Dr1ft” de Harmony Korine.

Pero la que más ha resonado (dado en el blanco, se podría decir) ha sido una versión más amable y divertida del género que dice desde el principio: el sicario a sueldo es un mito de Hollywood.

“Hit Man” de Richard Linklater es protagonizada por Glen Powell como Gary Johnson, un tipo de la vida real que trabajó para la policía como un falso asesino a sueldo en operaciones encubiertas para atrapar a posibles asesinos que buscaban a alguien que hiciera su trabajo sucio.

La película toma la historia real de Johnson y se divierte un poco con ella. Gary, metido en su papel de falso sicario, adopta personajes cada vez más coloridos y se encuentra en un enigma especialmente complicado de identidad después de enamorarse de una esposa, interpretada por la actriz puertorriqueña-guatemalteca Adria Arjona, que quiere matar a su marido.

El filme, que se proyectó en los festivales de Venecia y Toronto, es una obra extremadamente entretenida para el carismático Powell, la estrella de “Top Gun: Maverick” que coescribió el guion con Linklater.

Para Linklater, el director de 63 años de “Boyhood” (“Boyhood. Momentos de una vida”), “Dazed and Confused” (“Rebeldes y confundidos”) y “Before Sunset” (“Antes del atardecer”), “Hit Man” es una película típicamente existencialista, pero juguetonamente retorcida hacia un género de suspenso y crimen excéntrico. Linklater también hizo la película sin distribuidor. “Hit Man” está a la venta en TIFF y, dada la respuesta, puede ser la propiedad más popular del festival.

“Antes el director del estudio se sentaba contigo, hablaba y tal vez decía: ‘Creo que tienes la película dentro de ti. Hagámosla’. Ahora, ni siquiera quieren saber de ti. Te enfrentas a algoritmos y marketing por adelantado”, afirma Linklater. “Así que fue genial decir: ‘Hagamos la película y apostemos por nosotros mismos’”.

___

AP: Cerca del estreno del filme en Venecia, dijiste que una era del cine “se fue con el viento, o se fue con el algoritmo”. ¿El panorama es tan sombrío?

LINKLATER: Soy una persona muy optimista. Es un negocio optimista. Es un buen momento para ser cineasta. No soy pesimista por naturaleza. Pero hay que reconocer que los tiempos cambian. Lo he visto cambiar a lo largo de los años, todos lo hemos hecho. Lo mío es intentar salir de nuestro pequeño mundo insular. El ataque es contra la conciencia humana. Tiene un oponente formidable en algo que nos agarra el cerebro y capta nuestra atención.

AP: Esa idea estuvo presente en su última película, la animada “Apolo 10½” (“Apolo 10 1/2: Una infancia espacial”) para Netflix, que recordaba con cariño una educación predigital, menos estructurada.

LINKLATER: Sí, fue una especie de infancia analógica y libre en la que realmente tenías que crear tu propia diversión. No te daban nada. Había muy pocas películas o programas de televisión dirigidos a niños. Encontrabas tu propio camino. No te estaban dando de comer con cuchara. Veían a los niños como una molestia o algo que había que soportar, no como un mercado.

AP: La cuestión de cuánto cambia la gente parece rondar tus películas. “Boyhood”, filmada durante un período de 12 años, parecía diseñada para medir el cambio en los actores.

LINKLATER: Sí, eso creo. Identidad o desarrollo de uno mismo. Es difícil inyectar eso en una narrativa. No había tanto de eso en el artículo que leí para “Hit Man” en 2001. En realidad, es más bien en la parte de fantasía. Siempre estuve en la escuela – se habla de eso en “Before Sunset” – diciendo que puedes cambiar, pero tienes tus puntos fijos. Siempre he estado interesado en eso. Estoy tan feliz como puedo con mis puntos fijos. Recientemente, leí cosas que decían que puedes cambiar bastante. ¿Pero realmente puedes modificar esa medida? Me gustaría ser diferente.

AP: ¿Cómo es eso?

LINKLATER: Siempre puedes terminar una frase con un: “Pero entonces no sería yo”. Desearía poder disfrutar de cosas que otras personas parecen disfrutar tanto.

AP: ¿Cómo qué?

LINKLATER: ¡Oh!, no lo sé. El gran estreno de tu película. (Risas) Ir a la entrega de premios. Vestirse. Estar ahí. Realmente prefiero estar viendo una película o leyendo. Tengo lo opuesto al FOMO (miedo a quedar fuera). Realmente no quiero estar en ningún lado. (Risas)

AP: Tus películas tienen una amabilidad y una gentileza poco comunes. ¿Cómo logras eso?

LINKLATER: Si te tomas las cosas realmente en serio o es algo importante, entonces es un gran problema en tu película. Realmente no me tomo nada demasiado en serio. Yo digo algo así como, “Eh”. Simplemente, no puedo hacer ciertas cosas con la cara seria. Todo es una estupidez. Como existencialista de la vieja escuela, voy por la vida con cierta ironía, desapego y diversión. Comprometido. Me importan muchas cosas. Pero no estoy tan interesado en los resultados. No creo principalmente en tramas ficticias. Por eso fue interesante ser un poco más argumental, tenerlo más en algunos géneros que estoy mezclando. Los esquemas premeditados siempre he dicho que son simplemente falsos. La vida no funciona así. No tenemos vidas basadas en la trama. Tenemos vidas impulsadas por el carácter.

AP: En este caso te estás burlando de la idea de una de las tramas favoritas de Hollywood.

LINKLATER: Tuve que hablar de eso con la película. “¿Los sicarios no existen?” Por supuesto que no existen. Haz las matemáticas. ¿Alguna vez has oído hablar de sicarios arrestados? No existen a nivel minorista. La idea de que alguien a quien nunca has conocido, que es ese profesional gélido con el que te encuentras durante cinco minutos, corre el riesgo de ser condenado a muerte. (Risas) Creo que como cultura tenemos que creer en ello. Disfrutamos creyendo en ello.

AP: ¿Podrías decir que Powell tenía algo especial cuando lo elegiste cuando tenía 14 años para un pequeño papel en “Fast Food Nation”? La verdadera revelación fue “Everybody Wants Some!!”

LINKLATER: Ese fue el gran salto. Para “Fast Food Nation”, quiero decir, lo elegí entre cientos de niños. Dije: “Ese tipo es interesante para interpretar este pequeño papel. Hay algo con este niño”. Pero fue cuando volvió con “Everybody Wants Some!” simplemente estaba completamente formado. Cualquiera que conozca a Glen sabe que es una estrella. Creo que en los tiempos que vivimos, la industria no invierte tanto en crear estrellas. Quizás no quieran pagarles.

AP: ¿Qué crees que cambió?

LINKLATER: Bueno, hay muchas estrellas de YouTube. Vienen de todas partes. Solía ​​ser que las películas y la música lo eran todo. Ahora bien, este siglo ha producido personajes famosos de los que nunca conoceremos ni oiremos hablar. Hay exceso y en nuestra industria hay escasez.

AP: Tus películas han sido la plataforma de muchas estrellas, así que ¿qué se necesita?

LINKLATER: He trabajado con mucha gente a lo largo de los años y pienso: “Si las cosas les salen bien o consiguen ese papel...” Pero los planetas tienen que alinearse. Tienes que tener suerte. Tienes que conseguir ese papel correcto en el momento correcto. Algo así como Matthew (McConaughey) con “A Time to Kill” (“Tiempo de matar”). Había estado en un montón de películas. Incluso Glen, yo sabía que era candidato para ciertos papeles en diferentes películas y pensaba: ”¿No eligieron a Glen para enfrentarse a él?”.

AP: Entonces, en esta era del algoritmo, ¿todavía disfrutas de hacer películas?

LINKLATER: Cuando está bajo mi control, me encanta. Me encanta todo lo relacionado con hacer películas. “Apolo 10½”, me encantó toda esa experiencia. Fue una experiencia muy personal. Y entonces, un día, apareció en una plataforma sin fanfarrias. Siempre es un poco triste cuando te das cuenta de que ni siquiera tus amigos saben que tu película ha salido. Para mí, si sucede algo bueno a partir de este momento, es simplemente suerte. Sabes que hay una audiencia para tu película, lo importante es si la encuentran. Nunca hice una película que no creyera que a la gente le gustaría. Incluso en alguna película extraña y rara, piensas: “Hay una manera de que esto pueda tener éxito”. Tienes que estar un poco delirante. Soy bueno en el autoengaño. (Risas) Es lo que me mantiene adelante.

___

Siga a Jake Coyle en: http://twitter.com/jakecoyleAP