Hispanos de Florida catapultaron a los republicanos en 2022. ¿Es la excepción?

Matias J. Ocner

En una sección abarrotada de La Carreta, el icónico restaurante cubano en La Pequeña Habana, las bandejas estaban llenas de croquetas y pastelitos de guayaba, mientras un DJ tocaba música para las personas que vestían camisetas de María Elvira Salazar.

La fiesta de la noche de las elecciones fue para la legisladora de Miami del Distrito Congresional 27 de Florida, un distrito con la mayor proporción de habitantes hispanos en cualquier parte del estado, quien bailó más allá de las golosinas, en el escenario improvisado para declarar la victoria para un segundo mandato.

“Esta elección demuestra lo que Ronald Reagan dijo, que los hispanos son republicanos, simplemente no lo saben”, dijo Salazar el martes en su fiesta de victoria, declarando la victoria sobre su oponente, la colomboamericana y demócrata Annette Taddeo.

“Hasta esta noche, porque 2022 ha sido el año de los republicanos hispanos”, agregó.

La declaración de Salazar es cierta para Florida, donde el apoyo hispano a los republicanos en las elecciones de 2022, y al gobernador Ron DeSantis en particular, fue crucial para una victoria decisiva y aplastante sobre los demócratas, según un análisis del Miami Herald de los resultados a nivel de precinto electoral. El margen de victoria para DeSantis, una diferencia de casi 20 puntos porcentuales, lo ha catapultado al escenario político nacional y a una posible carrera presidencial en 2024.

Pero a nivel nacional, la historia de los electores hispanos es más matizada. Mientras que algunos encuestadores y analistas dicen que hasta ahora no hay indicios de una ola de hispanos sumándose al Partido Republicano, y evidencia de que rechazan el extremismo MAGA, los republicanos señalan algunos distritos de mayoría hispana que muestran ganancias alzas para el Partido Republicano.

“Creo que Florida es un caso atípico en el contexto de 2022”, dijo Carlos Odio, cofundador de la firma de investigación especializada en los hispanos Equis Labs. “Y no solo en el frente hispano. Los cambios hacia los republicanos fueron más profundos en la Florida. Fuera de la Florida hay una imagen menos definida.

En 2020, el aumento de votos para el entonces presidente Donald Trump entre los electores hispanos atrajeron mucha atención de los medios y observadores políticos, quienes pronosticaron que el cambio hacia la derecha de los electores en partes del sur de Texas y el sur de Florida podría replicarse en otras partes del país en las elecciones de 2022. Trump, por ejemplo, lideró un cambio político en Miami-Dade en 2020, de perderlo por 29 puntos porcentuales en 2016 a perder por siete puntos porcentuales en 2020.

Mientras tanto, DeSantis ganó el condado de mayoría hispana por 11 puntos este año. Según el análisis del Herald, DeSantis ganó alrededor de 77% de los votos en los 10 distritos más hispanos, donde aproximadamente 90% de los electores se identificaron como hispanos. En total, DeSantis ganó en 280 de los 283 precintos donde la proporción de electores hispanos inscritos era superior al 70%.

Si bien los márgenes no fueron tan pronunciados, DeSantis lideró la victoria entre los votantes hispanos en otras partes del estado. En el Condado Hillsborough, DeSantis ganó 54% de los votos en los precintos de mayoría hispana. Y en el Condado Broward, un área profundamente demócrata donde la población hispana ha aumentado rápidamente en los últimos años, DeSantis ganó un poco más de la mitad de los votos en los precintos de mayoría hispana, mostró el análisis del Herald.

La única excepción notable son los puertorriqueños. A pesar de los avances entre esos electores , los hispanos de la zona central de la Florida siguen apoyando a los demócratas en mayor número. En los condados Orange y Osceola, área con una gran población de electores puertorriqueños, el retador demócrata de DeSantis, Charlie Crist, obtuvo una victoria. En Orange, Crist recibió 56% de los votos, mientras que DeSantis recibió 43% de apoyo en los precintos de mayoría hispana. Y en Osceola, Crist también superó a DeSantis 53% a 46% en precintos de mayoría hispana.

Pero incluso en los precintos de Florida Central, hay algunas pruebas que sugieren que el apoyo a los candidatos demócratas se ha erosionado en los últimos cuatro años. Según Odio, el ex candidato demócrata Andrew Gillum ganó en los precintos de mayoría hispana en Osceola con 74% de los votos, casi una diferencia de 20 puntos de la ventaja de Crist en 2022. Gillum perdió ante DeSantis en 2018 por unos 30,000 votos.

“Se necesitó una gran cantidad de dinero y esfuerzo para conseguir el tipo de estabilidad que se ve en un estado como Arizona. La lección que tenemos que ver es que el Partido Demócrata no puede dar por sentado el voto hispano”, dijo Odio. “Florida es para los demócratas la historia de advertencia de lo que sucede cuando le quitas el pie del acelerador”.

Aún así, el análisis de que los resultados de la Florida eran indicativos de un cambio nacional recibió un rápido rechazo por parte de algunos grupos políticos hispanos, quienes enfatizaron que Florida era la clara excepción al alcance demócrata. Organizaciones como UnidosUS, Mi Familia Vota y America’s Voice dieron a conocer el jueves una amplia encuesta entre 5,400 electores hispanos en todo el país, que mostró que los hispanos se pusieron abrumadoramente del lado de los candidatos demócratas y los temas de políticas.

“Creo que donde nos encontramos con problemas es cuando las suposiciones sobre el electorado en su conjunto se hacen en los valores atípicos en lugar de al revés”, dijo Clarissa Martínez de Castro, vicepresidenta de Latino Vote Initiative en UnidosUS. “Estamos viendo un tipo similar de alcance en lugares como el sur de Texas, por lo que estamos hablando de una geografía muy pequeña y un número muy pequeño de electores hispanos en comparación con la población hispana votante en general en el resto del estado, pero muy alta intensidad y alcance allí”.

Entre las conclusiones de su encuesta, que se realizó del 26 de octubre al 7 de noviembre, los hispanos de la Florida recibieron la participación más baja de los demócratas y la más alta de los republicanos de los 11 estados que desglosaron los encuestadores. Alrededor de 63% de los hispanos de la Florida dijeron que habían sido contactados por el Partido Demócrata y 59% dijeron que habían sido contactados por el Partido Republicano.

“Sabemos que el mensaje importa”, dijo Gabe Sánchez, vicepresidente de Investigación de BSP Research, anteriormente conocido como Latino Decisions, que realizó encuestas para la campaña 2020 del presidente Joe Biden.

“Probablemente para los demócratas, Arizona es el estado que elegiría como un ejemplo de cómo ese mensaje sostenido a la comunidad hispana ha valido la pena para ellos. Entonces, en ambos ejemplos, la Florida para los republicanos o Arizona para los demócratas, sabemos que invertir en una comunidad hispana, al igual que cualquier otra comunidad, tiene beneficios”, dijo.

Giancarlo Sopo, asesor nacional del Partido Republicano que fue director de respuesta rápida de la campaña de Trump para los medios en español, dijo que el argumento de que la Florida es un caso atípico socava el lento debilitamiento que los republicanos han hecho en áreas que históricamente se han inclinado por los demócratas.

“Nadie está argumentando que a los republicanos les va tan bien con los hispanos en Texas como en la Florida, pero hubo aumentos significativos entre los hispanos en todo el país”, dijo Sopo, nacido en Miami y quien dirige la firma de asesoría política Visto Media. “La noción de que esto se limitó a la Florida o Georgia no está respaldada por los datos”.

Como ejemplo, Sopo dijo que en algunos distritos congresuales de mayoría hispana en el sur de Texas, los hispanos conservadores se presentaron en carreras con márgenes de victoria históricamente ajustados. En el Distrito 34 del Congreso de Texas, donde la representante Mayra Flores perdió ante el demócrata Vicente González el martes, los demócratas han pasado de una ventaja de 25 puntos a un margen de victoria de 8 puntos, según el análisis de Sopo de los resultados históricos.

“Mayra Flores perdió por 8 puntos en un distrito que Biden ganó por 16”, dijo Sopo, quien asesoró a otras dos candidatas republicanas de Texas, Mónica de la Cruz y Cassy García, quien desafiaba al representante demócrata Henry Cuéllar.

De vuelta en la Florida, los demócratas hispanos están lidiando con la realidad de un estado que vio la desinversión sistémica de los comités políticos demócratas nacionales este ciclo intermedio. El Partido Demócrata de Florida dijo que mientras que los comités políticos gastaron cerca de $59 millones en 2018, los mismos grupos asignaron menos de $1.4 millones en 2022.

“Creo que el Partido Demócrata hizo las cosas habituales”, dijo el profesor Eduardo Gamarra, profesor de Política en la Universidad Internacional de Florida. “Empezaron tarde. Dieron por sentada esta comunidad. Me has escuchado decir esto muchas veces, no hicieron la investigación necesaria”.

Los redactores de McClatchy DC Sheridan Wall, Ben Wieder y el redactor del Miami Herald Joey Flechas contribuyeron a esta información.