Anuncios

'Hijos del neoliberalismo' retrata cómo "privatización fue sinónimo de saqueo" en México

Ciudad de México, 4 dic (EFE).- 'Hijos del neoliberalismo', el nuevo libro de la periodista Ana Lilia Pérez, retrata cómo la "privatización fue sinónimo de saqueo" en México desde los tiempos del presidente Miguel de la Madrid, en la década de 1980, hasta Enrique Peña Nieto, en el poder entre 2012 y 2018.

Así lo defendió en una entrevista con EFE, donde explicó que su nuevo trabajo periodístico "plantea cómo se saquearon los recursos públicos más importantes de México" en un contexto donde soplaban vientos a favor del neoliberalismo.

"Para el caso mexicano, privatización fue sinónimo de saqueo", sentenció.

Este saqueo, según la periodista, se produjo a partir de los años 80 del siglo pasado, en un contexto de "profunda crisis económica" que, "en parte, era consecuencia de un gobierno de derroche" de José López Portillo, presidente por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) entre 1976 y 1982.

Esta formación llevaba en el poder ininterrumpidamente desde 1930 y se habían fomentado "modelos de presidencialismo en los que no había rendición de cuentas", apuntó Pérez, que llevaron a un "uso discrecional de recursos públicos".

En esta situación llegó al poder Miguel de la Madrid (1982-1988), también priista, quien se subió "a la ola del modelo neoliberal", muy presente en países como el Chile de Augusto Pinochet, a la hora de "reducir la participación" pública en la economía en pro de "modernizar" el Estado.

"Si se privatizaban las empresas públicas, se generaría empleo y se daría una distribución de riqueza por goteo: si los ricos recibían estas empresas, esa riqueza iría goteando para el resto de la población", relató Pérez.

A pesar de la teoría, esta redistribución "no ocurrió en México, ni en Chile ni en ningún país".

En cambio, lo que sí se dio en el país fue la privatización de "más de 1.000 empresas" paraestatales y la conversión del funcionariado público en "burocracia dorada", los trabajadores que "van cobrando sueldos estratosféricos, con muchos privilegios", en opinión de la periodista.

"Debilitación" de sectores estratégicos

Pérez sostuvo que se practicó la "debilitación" de sectores estratégicos para el Estado, entre los que subrayó el caso particular de la electricidad.

"El sector energético, en su origen, formalmente no fue privatizado, pero a la práctica sí se fue debilitando" a través de modificaciones en la Constitución Política que llegaron hasta las conocidas Reformas Estructurales propuestas por Enrique Peña Nieto en 2012.

Además, estos cambios legislativos se combinaban con "actos de corrupción, como modelos de contratación que beneficiaban a empresas particulares" que llevaron a la creación de un "mercado paralelo" a costa de las empresas públicas, la Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro, ya extinguida.

Una banca "para beneficiar a empresarios cercanos"

Pérez también subrayó el caso de la banca, privatizada "para beneficiar a empresarios que no tenían experiencia en el sector y que eran cercanos al poder en turno" a finales de los 80 y durante la década de 1990, cuando estalló una "crisis tremenda" en el país.

Después de "muchas irregularidades" de los banqueros, el Gobierno de Ernesto Zedillo salió a su rescate con un "salvavidas" económico que se convirtió en "el robo del siglo", según la oposición de entonces.

"El gabinete de Hacienda decide enviar al Congreso una iniciativa para que se apruebe que esa deuda de los banqueros se convierta en deuda pública", relató Pérez, que denunció que el Estado "no ha hecho un trabajo cabal de vigilancia y de regulación".

López Obrador, "una gran diferencia positiva"

Sobre el sexenio de Andrés Manuel López Obrador al frente del Ejecutivo mexicano, Pérez señaló que ha marcado "una gran diferencia positiva" por el abordaje de las dificultades surgidas de las privatizaciones.

(c) Agencia EFE