Anuncios

La hermana de Kim Jong-un insultó a Biden tras el acuerdo nuclear de EE.UU. y Corea del Sur

Kim Yo-jong, hermana del líder Kim Jong-un y número dos del régimen norcoreano
Kim Yo-jong, hermana del líder Kim Jong-un y número dos del régimen norcoreano - Créditos: @朝éAEAE通ä¿(degrees)ç¤ae

SEÚL.- Kim Yo-jong, la poderosa hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, advirtió este sábado que su país realizará más exhibiciones de poderío militar en respuesta al nuevo acuerdo entre Corea del Sur y Estados Unidos, con insultos a Joe Biden, al que calificó como “un viejo sin futuro”.

En una reunión esta semana en Washington, los mandatarios de Estados Unidos y de Corea del Sur advirtieron a Corea del Norte que si usa su arsenal se enfrentaría a una respuesta nuclear y al “fin” de su régimen. Joe Biden y Yoon Suk Yeol ratificaron la protección nuclear de Estados Unidos sobre Corea del Sur y el despliegue regular de activos estratégicos estadounidenses en la zona, incluido un submarino balístico nuclear.

La hermana de Kim respondió que las críticas de Biden son “ridículas viniendo de una persona de su edad” y definió al líder demócrata de 80 años como “un viejo sin futuro”. También dijo que era “demasiado para él cumplir con los dos años que le quedan en el cargo” y tildó al presidente surcoreano de “tonto”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, en Washington
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, en Washington

Seúl condenó el “disparatado” comunicado del régimen y aseguró que refleja “el nerviosismo y la frustración a la disuasión nuclear drásticamente reforzada de la alianza Corea-EE.UU.”, según el Ministerio de Unificación. El comunicado surcoreano añadió que el “lenguaje grosero” empleado muestra “el bajo nivel del Norte”.

Asimismo la hermana de Kim afirmó que el acuerdo entre Washington y Seúl conducirá a un “peligro más grave” y que su país sigue convencido de que su estrategia de disuasión nuclear debe perfeccionarse aún más.

“Cuanto más se empeñan los enemigos en realizar ejercicios de guerra nucleares y cuantos más activos nucleares despliegan en la vecindad de la península de Corea, más fuerte se volverá el ejercicio de nuestro derecho a la autodefensa”, afirmó. Y agregó que el plan solo implicará “que la paz y la seguridad en el noreste de Asia y el mundo queden expuestas a un peligro más grave”.

Desafío permanente

Corea del Norte lleva años desafiando las sanciones internacionales y sigue desarrollando su programa nuclear y armamentístico, y advirtió en varias ocasiones que no considera desprenderse de este arsenal.

Desde comienzos de 2022, el país liderado por Kim Jong-un efectuó disparos de prueba de unos 100 misiles, incluidas diversas exhibiciones de misiles balísticos intercontinentales diseñados para alcanzar territorio continental de Estados Unidos, así como una serie de disparos de corto alcance que el gobierno norcoreano describió como un simulacro de ataques nucleares contra Corea del Sur.

Kim Jong-un y su hermana Kim Yo-jong
Kim Jong-un y su hermana Kim Yo-jong - Créditos: @Getty Images

Se prevé ampliamente que el gobernante norcoreano intensifique sus presiones en las próximas semanas o meses, en un momento en que continúa acelerando su campaña dirigida a consolidar su posición como potencia nuclear y a la larga negociar concesiones económicas y de seguridad de parte de Estados Unidos desde una postura de fortaleza.

En respuesta, Estados Unidos y Corea del Sur aumentaron su cooperación en defensa, organizando ejercicios militares conjuntos con modernos cazas furtivos y material estratégico de alto nivel.

En este marco, Kim Jong-un delegó hace tres años parte de su autoridad a su hermana menor, que se convirtió en la virtual “número dos” del régimen y se puso a cargo de las relaciones con Corea del Norte y Estados Unidos, los dos frentes más importantes en política exterior, así como otros ámbitos.

La joven continuó su ascenso dentro de las filas del aparato tras desempeñar un papel central durante las históricas, aunque fracasadas, negociaciones nucleares iniciadas en Singapur en junio de 2018.

Agencias AFP y AP