Anuncios

El Heat no se inmuta ante el ofrecimiento de uno de los mejores jugadores de la NBA

Como cambian los tiempos y el Heat no es ajeno a eso.

Se hablaba que en el verano el equipo de Miami estaba persiguiendo un anotador consistente y que Damian Lillard era el elegido y ahora resulta que el quinteto de la Capital del Sol tras su buena racha de 10-1 no necesita a nadie.

Y es que los Bulls están ofreciendo a una de sus estrellas, Zach LaVine, y el Heat, pese a sonar fuertemente como uno de sus posibles destinos, ni caso le ha hecho.

El equipo de Miami no ha mostrado el más mínimo interés pese a ser un jugador versátil, muy atlético, que encajaría perfectamente en su sistema y anotador consistente siendo elegido dos veces al Juego de las Estrellas.

El Heat, junto con los Lakers y los 76ers han sido citados de manera recurrente como los equipos que se esperaba que estuvieran más interesados en hacerse con sus servicios, pero lo cierto es que, al menos de momento,en el sur de la Florida nadie ha levantado un dedo.

Tal vez su elevada ficha ha influido decisivamente en este desinterés de la franquicia de Miami. LaVine recibirá un salario de $40.1 millones esta temporada y percibirá otros $89 millones durante las próximas dos temporadas, más una opción de jugador de $49 millones para la campaña 2026-2027.

Para poder traer a Lavine el Heat tendría que desprenderse de un jugador como Tyler Herro y algunas piezas más, lo cual no sería un buen negocio.

Herro estaba promediando esta temporada, antes de lesionarse el tobillo, 22.9 puntos, 5.0 rebotes y 4.6 asistencias por juego, superando a Levine, que tiene un averaje de 21.3 puntos, 5.1rebotes y 3.3 asistencias; incluso muy cerca de Lillard, cuya media es de 24.8 puntos, 4.3 rebotes y 6.3 asistencias.

El escolta del Heat además supera a ambos en porcentaje de tiros de campo con 44.7 por ciento, por un 40.2 por ciento de Lillard y 43.1 por ciento de Lavine.

De modo que es razonable que Miami se aleje del jugador de Chicago y no se espera que se le acerque al menos hasta el 9 de febrero, fecha límite para los cambios en la NBA. Todo dependerá de cómo vaya el equipo, si es que antes no se lo lleva otro equipo, lo cual parece más probable.

Antes del juego de este viernes 24 de noviembre, el Heat estaba empatados con otros tres equipos, con el segundo mejor récord de la Conferencia Este (10-5), en un momento de máxima felicidad, con todos sus jugadores están jugando a un grandísimo nivel..

Miami amaneció este viernes con un índice ofensivo de 114,7, en 12mo lugar en la NBA, con 111.5 puntos por juego (21ro) y un 39 por ciento en triples ( 4to). Claro que su defensa es el punto fuerte, donde es 6to en puntos permitidos con 108.1 puntos por juego.

El equipo del entrenador Erik Spoelstra está dirigido por una de las mejores defensas de la liga. Están entre los 10 primeros tanto en puntos permitidos por partido (108,1) como en rating defensivo (111,2).

Dicen que lo que funciona no se toca y ahora todos los jugadores del Heat están en la misma página, incluyendo los que están en la G-League con la mente puesta en la discusión del título, esperando llegar contra viento y marea y que a la tercera sea la vencida.