Anuncios

Harían baterías para autos eléctricos en planta de $1,000 millones en Rancho Cordova

Sparkz, una empresa que planea fabricar baterías para vehículos eléctricos, está en conversaciones para abrir una planta de baterías en la antigua sede corporativa del fabricante de cohetes Aerojet Rocketdyne en Rancho Cordova.

Funcionarios de Sparkz no respondieron a las solicitudes de comentarios por correo electrónico y teléfono.

Pero la Comisión de Energía de California está examinando si Sparkz puede transferir dos subvenciones que le concedió, una de $2.6 millones en 2021 y otra de $12.6 millones en 2022, para fabricar las baterías en el sitio de Aerojet Rocketdyne, dijo la directora de comunicaciones de la comisión, Lindsay Buckley.

Las subvenciones eran específicamente para una planta manufacturera en la sede corporativa de Sparkz en Livermore, dijo.

Todo eso cambió.

“Conocemos el sitio de Rancho y sabemos que es ahí donde quieren ubicarlo”, declaró Buckley sobre el cambio de planes de la empresa.

El personal de la Comisión de Energía está negociando con la empresa el traslado de las subvenciones para que Sparkz las use en Rancho Cordova, dijo Buckley. Las subvenciones están en suspenso debido al posible cambio de ubicación.

Buckley dijo que las subvenciones se conceden de forma competitiva, teniendo en cuenta factores tales como el número de empleos creados en una comunidad.

Teniendo en cuenta estos factores, dijo que un cambio de ubicación significa una nueva revisión.

Buckley no pudo dar detalles sobre cuándo se completaría la revisión.

Por otra parte, funcionarios de planificación del Condado de Sacramento manifestaron que no tienen objeciones a la ubicación de la planta de fabricación de baterías en el sitio de Aerojet Rocketdyne.

El fabricante de cohetes Aerojet Rocketdyne trasladó su sede corporativa al sur de California en 2016.

El vocero del Condado de Sacramento Kenneth Casparis dijo que los funcionarios de Sparkz se reunieron con funcionarios de planificación del Condado en junio para determinar si sus planes para ubicar una planta de fabricación de baterías cumplían con los requisitos de zonificación de la zona.

La respuesta fue afirmativa.

En una carta enviada el 22 de junio al jefe de personal de Sparkz, Abby Smith, el director de planificación del Condado, Todd Smith, afirmó que una planta de fabricación de litio está permitida y no está sujeta a una revisión medioambiental.

La carta, difundida por Casparis al Bee, detalla que Sparkz quiere construir una planta de aproximadamente 850,000 pies cuadrados y planea emplear a entre 850 y 1,000 personas.

La carta no detalla un calendario para el plan de Sparkz.

El 9 de noviembre, el Sacramento Business Journal citó a Sanjiv Malhotra, director ejecutivo de Sparkz, quien afirmó que la empresa espera firmar en las próximas semanas un contrato de arrendamiento con opción de compra de la antigua sede de Aerojet Rocketdyne.

Según Malhotra, Sparkz tiene previsto invertir $1,000 millones para convertir el terreno en una fábrica de baterías.

No está claro si Sparkz tiene contrato con algún fabricante de vehículos para las baterías que planea fabricar.

Aerojet Rocketdyne tenía unos 1,600 empleados cuando anunció su marcha de Rancho Cordova.

En su punto más alto, en los años 50, la empresa llegó a tener más de 30,000 empleados en Rancho Cordova.