Anuncios

Hamburguesería In-N-Out en Oakland cierra por ola de robos en vehículos y atracos a mano armada

OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — In-N-Out Burger anunció que cerrará su único restaurante en Oakland, California, debido a una oleada de robos en coches, daños a la propiedad, hurtos y atracos a mano armada perpetrados tanto contra clientes como contra empleados.

La hamburguesería, situada en un concurrido corredor cerca del aeropuerto internacional de Oakland, cerrará el 24 de marzo porque, aunque la empresa ha tomado “repetidas medidas para crear condiciones más seguras, nuestros clientes y socios son víctimas habituales”, declaró el miércoles en un comunicado Denny Warnick, director de operaciones de In-N-Out.

In-N-Out, con sede en Irvine, California, dijo que el local de Oakland será el primero que cierre en los 75 años de historia de la empresa.

“Creemos que la frecuencia y gravedad de los delitos a los que se enfrentan nuestros clientes y socios no nos dejan otra alternativa”, comentó Warnick.

Según informó el San Francisco Chronicle, Oakland, situada al otro lado de la bahía de San Francisco, ha experimentado un aumento generalizado de los delitos contra la propiedad y los robos.

El restaurante In-N-Out cuyo cierre está programado se encuentra en un concurrido corredor comercial que atrae a viajeros que se dirigen al aeropuerto y a fanáticos del béisbol que asisten a los partidos de los Atléticos en el Coliseo de Oakland. Desde 2019, la policía ha registrado 1.335 incidentes en las inmediaciones del restaurante de la calle Oakport, más que en cualquier otro lugar de Oakland, informó el periódico.

Esa cifra incluye nueve atracos, dos robos en comercios, cuatro incidentes de violencia doméstica y 1.174 robos a autos, según datos de la policía de Oakland compartidos con el Chronicle. El Departamento de Policía de Oakland no respondió por el momento a una solicitud de datos y comentarios de The Associated Press.

Sean Crawford, que trabaja en un edificio a la vuelta de la esquina del restaurante, dijo al periódico que el año pasado vio a dos personas salir de un coche e ir de vehículo en vehículo en el carril de autoservicio de In-N-Out, robando a la gente a punta de pistola.

El alcalde de Oakland, Sheng Thao, declaró a KTVU-TV que se han asignado más agentes de policía a la zona, pero que es necesario hacer más.

“Como alcalde, he dado prioridad a esta fundamental puerta de entrada a Oakland”, dijo Thao a la estación de televisión con sede en Oakland, y agregó que la policía de Oakland tiene tres cámaras colocadas para monitorear el área.

La oficina de Thao también proporcionó estadísticas para mostrar que los delitos contra la propiedad en Hegenberger Road, una calle principal cerca de la hamburguesería que conecta el aeropuerto con el Coliseo, tendieron a la baja a finales de 2023, con robos de automóviles en un 43%, de 308 incidentes a 176 incidentes, y robos en un 49%.