Anuncios

Hamás sopesa propuesta de cese del fuego, pero parece descartar componentes clave

Varios palestinos hacen fila para la distribución gratuita de alimentos durante una ofensiva israelí por aire y tierra, el viernes 2 de febrero de 2024, en Jan Yunis, Franja de Gaza. (AP Foto/Hatem Ali)

BEIRUT, Líbano (AP) — Funcionarios de Hamás dijeron el viernes que estudian una propuesta de cese del fuego que incluiría pausas prolongadas en los combates en Gaza e intercambios de rehenes israelíes por prisioneros palestinos, pero el grupo pareció descartar algunos componentes clave.

Hamás sigue comprometido con sus exigencias iniciales de un alto del fuego permanente, dijeron Ismail Haniyeh, el principal líder político del grupo, y Osama Hamdan, un alto funcionario ubicado en Beirut. Hamdan señaló además que desean la liberación de miles de prisioneros palestinos detenidos por actos relacionados con el conflicto con Israel, incluidos aquellos que han sido condenados a cadena perpetua.

Mencionó a dos por su nombre, incluido Marwan Barghouti, un popular líder del alzamiento palestino considerado una figura unificadora. Los comentarios de Hamdan sobre los prisioneros representan la exigencia más detallada que ha planteado Hamás en público.

La insistencia en la liberación de prisioneros a gran escala y el fin de los combates en Gaza discrepa con la propuesta que Egipto, Israel, Qatar y Estados Unidos presentaron esta semana, la cual no incluye un cese del fuego permanente.

Luego de días de expresar su optimismo por los avances en dirección a un acuerdo, los mediadores seguían trabajando para zanjar grandes diferencias entre Israel y Hamás. El secretario de Estado estadounidense Antony Blinken planeaba volar a la región el domingo para ayudar a impulsar la iniciativa, con escalas en Arabia Saudí, Egipto, Qatar, Israel y Cisjordania, informó el Departamento de Estado.

Haniyeh dijo en un comunicado el viernes que las negociaciones deben “poner fin completamente” a la ofensiva israelí en Gaza y traer consigo el retiro de las fuerzas israelíes, exigencias que Israel ha rechazado.

Refiriéndose a la propuesta para que haya pausas sucesivas en los combates, Hamdan le dijo a la televisión libanesa LBC: “No hay manera de que esto sea aceptable para la resistencia”.

Los gobernantes israelíes han dicho que seguirán luchando hasta que Hamás —que ha gobernado Gaza desde 2007— sea aniquilado, aunque acepten largas pausas que vayan acompañadas de la liberación de rehenes.

Hamás y otros combatientes tomaron a unas 250 personas como cautivos durante su ataque del 7 de octubre contra el sur de Israel que desencadenó la guerra. Más de 100 de ellos fueron liberados durante una tregua de una semana en noviembre a cambio de 240 prisioneros palestinos.

La ofensiva de Israel ha matado a más de 27.000 palestinos y causado heridas a otros 66.000, de acuerdo con el Ministerio de Salud de Gaza. El conflicto también ha devastado amplias franjas del pequeño territorio palestino, y ha obligado al 85% de su población a desplazarse y provocado que una cuarta parte padezcan hambre.

Hamdan también dijo que Hamás quiere la liberación de los prisioneros palestinos de todas las facciones, no sólo de los afiliados al grupo. Además de Barghouti, nombró a Ahmed Saadat, jefe del Frente Popular para la Liberación de Palestina, una pequeña facción de la Organización para la Liberación de Palestina.

La liberación de prisioneros es una “causa nacional, no sólo para Hamás”, manifestó.

Tanto Barghouti como Saadat fueron declarados culpables de participar en ataques mortales durante el segundo levantamiento palestino contra la ocupación israelí hace una generación.

En alusión a otros puntos en disputa, Hamdan dijo que Israel está forjando una zona de separación junto a la frontera, en el lado de Gaza. El gobierno israelí no ha admitido oficialmente que tiene esos planes, pero fotografías satelitales muestran nuevas demoliciones en una franja de 1 kiló

En tanto, los combates continuaban en la ciudad sureña de Jan Yunis. El ejército israelí indicó el viernes que sus labores se centraron en combatientes, armas e infraestructura en la ciudad.

La sede de la Media Luna Roja Palestina en el Hospital Amal en Jan Yunis fue blanco de ataques de Israel, y cuatro personas murieron, incluido un integrante de la Media Luna Roja, señaló la organización. Es el tercer miembro de su personal en morir esta semana.

Soldados israelíes han rodeado el hospital durante 12 días, además de lanzar intensos bombardeos y realizar disparos, y los suministros se están agotando, indicó la Media Luna Roja. Pidió establecer un corredor seguro para evacuar a los pacientes.

Decenas de miles de residentes de Jan Yunis y sus alrededores han huido al sur, a la ciudad de Rafah, en la frontera con Egipto, donde más de un millón de personas de toda Gaza se han refugiado. El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo el jueves que, después de que las fuerzas israelíes tomen control de Jan Yunis, seguirán hacia Rafah, aunque no dio un plazo para ello. Esos planes han generado temores de a dónde se dirigirá la población para hallar un lugar seguro.

Naciones Unidas dijo que Rafah se está convirtiendo en una “olla a presión debido a la desesperación”.

“Tememos por lo que viene después”, manifestó Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU. “Cada semana pensamos que no puede ser peor… y empeora”.

Otro funcionario de Hamás dijo el viernes que el grupo daría “muy pronto” su respuesta a la propuesta de cese del fuego, y pidió varios cambios no especificados. Se negó a proporcionar algún detalle sobre lo que buscan obtener o cuántos rehenes serían liberados a cambio de cuántos prisioneros.

Qatar y Egipto han estado fungiendo como mediadores entre Israel y Hamás. Un alto funcionario egipcio al tanto de las conversaciones describió la propuesta de varias etapas, ante la cual Hamás había enviado señales positivas, según dijo. El funcionario egipcio y el de Hamás hablaron a condición de guardar el anonimato porque las conversaciones indirectas continúan.

La propuesta, según el funcionario egipcio, incluye un cese del fuego inicial de seis a ocho semanas durante el cual Hamás liberaría a rehenes ancianos, mujeres y niños a cambio de cientos de palestinos encarcelados por Israel.

A lo largo de esa fase continuarían las negociaciones con respecto a prolongar la tregua y liberar a más prisioneros y rehenes. Israel permitiría que el número de camiones de ayuda que ingresan a Gaza aumentara hasta a 300 diarios —de unas pocas docenas actualmente—, y permitiría que los desplazados en el enclave regresaran gradualmente a sus hogares en el norte, según la propuesta.

___

Magdy reportó desde El Cairo. Los periodistas de The Associated Press Jack Jeffery en El Cairo y Jamey Keaton en Ginebra contribuyeron a este despacho.