Anuncios

Hallaron una especie de “tiburón” sin precedentes: vivió hace más de 400 millones de años y podría ser clave para entender el esqueleto humano

Apareció después de 400 millones de años, parece un tiburón pero no lo es
Apareció después de 400 millones de años, parece un tiburón pero no lo es

Hace días se descubrió al sur de China entre las provincias de Henan y Guizhou, el fósil de un animal que parece un tiburón pero que no lo es.

Los restos datan de hace 439 millones de años y podría significar una nueva mirada sobre la evolución de las especies marinas, ya que en los últimos registros los peces más antiguos con mandíbulas se remontan a 15 millones de años antes de esta aparición. Gracias a la investigación de los científicos de la Academia China de Ciencias en Beijing (CAS), este hallazgo podría incluso ser la clave para entender el esqueleto humano.

¿Tenés peces? Con este acuario conectado les podés dar de comer aunque no estés en casa

El espécimen se nombró Fanjingshania Renovata o simplemente F. Renovata. Su caracterización se debe a que su descubrimiento fue en las inmediaciones de la montaña sagrada Fanjingshan, la cual cuenta con un terreno colmado de fósiles de animales milenarios, Rongxi. Y desde donde además aparecieron los primeros vestigios de parientes similares a este pez.

Fósil de la especie bautizada como F. Renovata
Fósil de la especie bautizada como F. Renovata

No existen precedente de este tipo de animal de “armadura ósea”, cuyo cuerpo estaba cubierto de escamas y compuesto por espinas. El trabajo para recrear la apariencia del fósil se tornó difícil, ya que requirió de la minuciosa unión de diferentes restos. Según los científicos, F. Renovata pertenece a una especie extinta cercana a la familia de “tiburones espinosos”, los cuales sus características principales se vislumbran en los hombros que están revestidos de estructuras de huesos.

F. Renovata perteneció al período Silúrico, tercera etapa de la era paleozoica, es decir que vivió hace aproximadamente entre 443.8 millones y 419.2 millones de años. Ese tiempo se determinó por el alto nivel de los océanos y la aparición de los primeros placodermos, de los tiburones de piel espinada y de los peces cartilaginosos. De esta manera, los científicos determinaron que se convirtió en el tipo de pez vertebrado y con mandíbula más antiguo de la historia hallado hasta este momento.

El increíble hallazgo del “primer fósil de dinosaurio vinculado al asteroide que causó su extinción”

Este tipo de descubrimiento puede cambiar la manera de entender el desarrollo del esqueleto humano, ya que para los investigadores, la evolución de los peces con mandíbulas definió un período en la diversificación de especies vertebradas que habitaban los océanos. En tanto, el coautor del estudio Min Zhu, paleontólogo de la Academia China de Ciencias, destacó que este hallazgo permitirá “obtener información muy necesaria sobre los pasos evolutivos que conducen al origen de importantes adaptaciones de vertebrados, como mandíbulas, sistemas sensoriales y apéndices emparejados”.

En cuanto a las aletas de los peces, los investigadores determinaron que estarían compuestas de escamas inusuales, similares a los dientes y que luego de un tiempo se caerían en grupo para nacer nuevamente. Esta transformación se la nombró como reabsorción. Sucede cuando partes de los huesos se rompen y son reemplazados posteriormente, a menudo durante el desarrollo del organismo.

Hallaron seis fósiles de más de 210 millones de años y una particularidad los tomó por sorpresa

De esta manera, se puede comprender la conformación de su tejido, el cual pasó de un proceso de endurecimiento a uno con “mayor plasticidad”. Con ello sería el inicio para precisar el desarrollo de los primeros esqueletos mineralizados y de los primeros esqueletos modernos, como el de los seres humanos. Sin dudas, el descubrimiento de F. Renovata marcaría un precedente en la historia de la teoría de la evolución.