Anuncios

Hallan muertos en Seattle a una podcaster y su esposo

REDMOND, Washington, EE.UU. (AP) — La presentadora de un podcast y su esposo fueron encontrados muertos por disparos en su casa en los suburbios de Seattle, junto con un hombre sin vida que presuntamente acosó durante meses a la mujer, en un caso que la policía describió como su “peor pesadilla”.

La policía dijo que había estado intentando entregar una orden de restricción a Ramin Khodakaramrezaei, de 38 años, antes de los homicidios del viernes, pero tuvieron dificultades para localizar al conductor de camión de Texas, informó el jefe de la policía de Redmond, Darrell Lowe.

Durante la semana previa la corte falló a favor de Zohreh Sadeghi, de 33 años, y su esposo, Mohammad Milad Naseri, de 35, luego de que solicitaron protección mediante una orden de restricción contra el presunto acosador.

La madre de Sadeghi llamó a la policía aproximadamente a la 1:45 de la madrugada del viernes después de que escapara de la casa y corriera a la de un vecino.

Los agentes encontraron a Naseri en el piso cerca de la puerta de la casa y lo arrastraron al exterior en donde vieron que tenía una herida de bala. Intentaron darle reanimación cardiovascular, pero murió en el lugar. En el interior de la casa, los agentes encontraron muertos a Sadeghi y al sospechoso.

“Este es el peor resultado en un caso de acoso. Esta es la peor pesadilla de cada víctima, cada detective, cada jefe de policía”, expresó Lowe en conferencia de prensa el viernes.

Khodakaramrezaei se hizo amigo de Sadeghi por internet en una sala de chat para personas que hablan farsi y que buscaban trabajo en la industria tecnológica a finales de 2021, después de escuchar los podcasts de la mujer.

Lowe dijo que los dos se conocieron en persona a mediados del año pasado antes de que Khodakaramrezaei comenzara a hacer llamadas telefónicas acosadoras y amenazantes hacia finales de año.

Sadeghi escribió en la solicitud de la orden de protección que Khodakaramrezaei amenazó con presentarse en su casa e incendiarla, y que dejó mensajes de voz diciendo que no pararía a menos que “se suicidara o muriera”.