Hallan el cuerpo del asesino de Los Ángeles dentro de una camioneta: se habría suicidado

La cabeza del presunto asesino sobre el volante
La cabeza del presunto asesino sobre el volante

Dentro de la camioneta donde supuestamente se atrincheró el asesino de Monterey Park se observaba el cuerpo de un hombre tendido sobre el volante, según imágenes diferidas transmitidas por la cadena ABC New, el agresor podría haberse suicidado.

Es probable que el cuerpo inerte sea el del asesino de 10 personas, pero la policía no ha dado ninguna confirmación oficial.

Los agentes de los equipos especiales SWAT están inspeccionando la furgoneta, informa CNN que también esta transmitiendo con imágenes ligeramente diferidas.

La policía rompió las ventanas delanteras y forzó las puertas traseras. La policía del Condado de Los Ángeles confirmó que el asesino de Monterey Park es el mismo que veinte minutos después irrumpió en otro establecimiento donde, afortunadamente, fue bloqueado y desarmado por los clientes.

El hombre que mató a diez personas en un club de baile podría haberse suicidado dentro de la camioneta blanca que rodeó la policía, informan los medios estadounidenses.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cómo fue la matanza

El horror en la localidad a 13 kilómetros de Los Ángeles, donde la mayoría de la población es de origen asiático, comenzó poco después de las 22.20 horas de la noche del sábado (3.20 Argentina). Las calles, festivamente engalanadas para recibir la llegada del Año del Conejo, se llenaron de decenas de miles de personas.

En diálogo con los medios locales, el sargento Bob Boese de la Policía del condado Los Ángeles, que trabaja en la escena, ubicó la balacera en un establecimiento de la Avenida Garvey. También señaló que varios testigos responsabilizaron por el ataque a un tirador con una ametralladora, quien se habría fugado.

La Policía aportó las primeras informaciones sobre lo ocurrido luego de mantener un silencio de varias horas tras el incidente en la localidad de Monterey Park, que se encuentra ubicada a unos 16 km del centro de Los Ángeles y cuenta con unos 60.000 habitantes, mayoritariamente de origen asiático.

Un hombre asiático de entre 30 y 50 años irrumpió en el Star Ballroom Dance Studio armado con un “potente rifle de asalto”, según algunas fuentes policiales aunque todavía no hay confirmación oficial.

Los oficiales que llegaron al lugar dijeron que vieron a personas aterrorizadas que huían del club gritando.

En la discoteca constataron el fallecimiento de 10 víctimas, cinco mujeres y cinco hombres. El número de víctimas podría ser mucho mayor si el asesino hubiera decidido apretar el gatillo contra las multitudes que rodeaban la ciudad para el Año Nuevo Lunar.

El sheriff dijo que 10 heridos han sido llevados a varios hospitales y se encontraban en condiciones desde estables a críticas. Señaló que no creía que el tirador hubiera usado un rifle de asalto, pero no identificó qué arma era.

También describió un segundo incidente en la vecina localidad de Alhambra unos 20 minutos después, en el que un hombre asiático que portaba un arma entró en un salón de baile, pero fue derribado y desarmado, aunque huyó. No se reportaron heridos.

Luna aseguró que se estaba investigando si los incidentes estaban relacionados.

La gente de Monterey Park debería haber tenido una noche de alegre celebración. En cambio, fueron víctimas de un acto horrible y despiadado de violencia armada”, escribió el gobernador de California, Gavin Newsom, en Twitter.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tuiteó que él y su esposa Jill estaban “orando por los muertos y heridos” y aseguró estar siguiendo la situación “de cerca”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, la agencia de noticias Associated Press consignó que Seung Won Choi, el propietario del restaurante de barbacoa de marisco Clam House que funciona al otro lado de la calle donde se produjo el tiroteo, dijo que tres personas corrieron hasta su negocio durante el ataque y le pidieron que bloqueara la puerta.

De acuerdo con el comerciante, los testigos afirmaron que había un tirador con una ametralladora que llevaba varias rondas de munición para poder recargar y que el tiroteo se había producido en un boliche, información que según AFP fue replicada más tarde en distintos informes de prensa.

En la misma línea, una vecina identificada como Wong Wei, sostuvo en diálogo con Los Angeles Times que una amiga suya había ido al club de baile con otras personas y estaba en el baño cuando comenzó el ataque. Al salir, contó que vio a un hombre armado junto a tres cuerpos. Agregó que el tirador portaba un arma larga y parecía disparar indiscriminadamente.