Anuncios

Hallan en China un fósil aviano, el eslabón perdido entre los dinosaurios y las aves

Redacción Ciencia, 6 sep (EFE).- Los dinosaurios avianos son el origen de las aves que vemos hoy en día pero cómo se desarrolló esta evolución ha sido un enigma para los paleontólogos por la ausencia de fósiles. Ahora, el hallazgo de un terópodo avial de hace 150 millones de años cambia las cosas.

Los detalles del nuevo fósil, analizado por un equipo de investigadores del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP) de la Academia China de Ciencias de Pekín y del Instituto de Estudios Geológicos de Fujian (FIGS), se describen este miércoles en un artículo en la revista Nature.

El fósil, un nuevo terópodo avial de 150 millones de años de antigüedad, se encontró en el condado de Zhenghe, en la provincia de Fujian.

La nueva especie, denominada 'Fujianvenator prodigiosus', presenta un extraño conjunto de características y rasgos morfológicos que comparte con otros terópodos avianos, troodóntidos y dromaeosaurios, lo que demuestra hasta dónde se extiende el mosaico evolutivo en la evolución temprana de las aves.

Las aves descienden de los dinosaurios terópodos del Jurásico Tardío, pero se sabe poco de la evolución más temprana de los Avialae (el clado o antepasado que abarca a todas las aves modernas) por la escasez de fósiles.

Hasta ahora, solo se habían encontrado restos de dinosaurios aviales del Jurásico medio-tardío (de hace 166-159 millones de años) en el noreste de China y conocidos como la Biota Yanliao y en las calizas alemanas de Solnhofen (restos del Archaeopteryx algo más recientes), pero había un vacío de unos 30 millones de años hasta el registro más antiguo conocido de aves cretácicas.

Este vacío fósil ha impedido que los paleontólogos pudieran estudiar bien a los avianos del Jurásico, que no solo son la clave para descifrar el origen evolutivo de estos dinosaurios, sino que son esenciales para aclarar la controversia filogenética del origen de las aves.

UN NUEVO EJEMPLAR CON MARCADOS CAMBIOS

"Nuestros análisis comparativos muestran que hubo marcados cambios en el plan corporal a lo largo de la línea avial temprana, impulsada en gran medida por la extremidad anterior, dando lugar finalmente a la proporción típica de las extremidades de las aves", ha detallado en el artículo Wang Min, del IVPP, autor principal del estudio.

"Sin embargo, Fujianvenator es una especie extraña que divergió de esta trayectoria principal y evolucionó hacia una extraña arquitectura de las extremidades posteriores", ha añadido.

La pata inferior sorprendentemente alargada y otras características morfológicas, en combinación con otras observaciones geológicas, sugieren que Fujianvenator vivía en un entorno pantanoso y era un corredor de alta velocidad o un limícola de patas largas, unos rasgos completamente desconocidos hasta ahora para los primeros avianos.

"Además de Fujianvenator, hemos hallado otros vertebrados en abundancia, como teleósteos, testudines y coristoderos", ha confirmado Xu Liming, del FIGS, autor principal del estudio.

UNA EXTRAORDINARIA DIVERSIDAD POR DESCUBRIR

Durante el Jurásico Tardío y el Cretácico Temprano, el sureste de China sufrió una intensa actividad tectónica debido a la subducción de la placa paleopacífica, lo que dio lugar a un magmatismo generalizado y a cuencas de depresiones de fallas coetáneas, donde se encontró el Fujianvenator.

Este trasfondo geológico es esencialmente el mismo que en el Jurásico Tardío del norte y noreste de China, donde se conserva la Biota Yanliao más antigua.

"La extraordinaria diversidad, la composición única de los vertebrados y el paleoambiente indican claramente que esta localidad documenta una fauna terrestre, a la que hemos dado el nombre de Fauna de Zhenghe", ha explicado Zhou Zhonghe del IVPP, coautor del estudio.

Según la datación radioisotópica y los estudios estratigráficos, la fauna de Zhenghe pertenece al periodo comprendido entre 150 y 148 millones de años, por tanto, Fujianvenator es uno de los miembros estratigráficamente más jóvenes y geográficamente más meridionales de los avianos del Jurásico.

El descubrimiento de la Fauna de Zhenghe abre una nueva ventana al ecosistema terrestre del Jurásico Tardío del planeta, y el equipo de investigación conjunto del IVPP y el FIGS tiene previsto continuar su exploración de Zhenghe y las zonas cercanas.

(c) Agencia EFE