H&M e IKEA rematan su inventario para irse de Rusia

·2  min de lectura
RUSIA-IKEA-H&M (AP)
RUSIA-IKEA-H&M (AP)

Los rusos están aprovechando el remate de ropa y muebles occidentales esta semana, ya que H&M e IKEA están vendiendo lo último de su inventario en Rusia debido a que se van del país en respuesta a la guerra en Ucrania.

La sueca H&M y la holandesa IKEA frenaron sus ventas en Rusia después de que comenzó la operación militar a finales de febrero y ahora buscan deshacerse de sus existencias en ropa y muebles, ya que consideran que el futuro es impredecible. Las ventas de IKEA son solo en línea, mientras que la tienda H&M en el centro comercial Aviapark de Moscú tuvo un flujo constante de compradores jóvenes el martes.

Los bastidores y estantes estaban bien surtidos en la tienda de ropa. Otras tiendas cercanas estaban cerradas, incluidas Zara, Oysho, Bershka, Pull & Bear y Uniqlo, mientras que New Yorker, Finn Flare, Marks & Spencer y Mango estaban abiertas.

“Comenzaré a buscar marcas rusas”, dijo una compradora de H&M, que solo dijo llamarse Anya, después de salir de la tienda. Otro comprador, que solo se identificó como Leonid, dijo que estaba “muy dolido” por el cierre de H&M: “Se va una buena tienda”.

Ambas compañías también están despidiendo personal. H&M dijo el martes que 6.000 trabajadores se verán afectados.

IKEA dijo en junio que muchos trabajadores perderán sus empleos y les garantizó seis meses de pago, así como beneficios básicos. Dijo esta semana que tiene 15.000 trabajadores en Rusia y Bielorrusia, pero no confirmó cuántos serían despedidos.

“Estamos profundamente entristecidos por el impacto que esto tendrá en nuestros colegas y muy agradecidos por todo su arduo trabajo y dedicación”, dijo la directora general del Grupo H&M, Helena Helmersson, el mes pasado.

Muchas empresas occidentales prometieron abandonar Rusia debido a la invasión a Ucrania. McDonald’s vendió sus 850 restaurantes al propietario de una franquicia rusa. Los gigantes energéticos británicos Shell y BP se están saliendo de inversiones y participaciones en Rusia.

Otras se han quedado u operan parcialmente. PepsiCo, Nestlé y & Johnson están suministrando artículos esenciales como medicamentos y fórmula para bebés, pero frenaron las ventas no esenciales.

H&M calcula que salir de Rusia le costará unos 197 millones de dólares. IKEA dijo en junio que comenzará a buscar nuevos propietarios para sus cuatro fábricas en Rusia y cerrará sus oficinas de compras y logística en Moscú y Minsk, Bielorrusia, un aliado clave de Rusia.

Es difícil saber cuándo cerrarán las tiendas en Rusia. En los enormes almacenes GUM, en la Plaza Roja, la mayoría de los locales cerrados aún tienen luces encendidas y hay un empleado o guardia adentro.