El presidente del Consejo Europeo insta a definir un criterio para repartir vacunas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bruselas, 27 oct (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, dijo este martes que los países de la Unión Europea (UE) deben intentar hallar consensos sobre los protocolos de cuarentena y los criterios de reparto y priorización de las vacunas, un área en el que pidió "evitar el caos a cualquier precio".

"Nuestra estrategia y esfuerzos deben ir más allá del desarrollo de la vacuna. Debemos definir criterios para distribuir vacunas entre los países europeos. También es importante identificar a los grupos prioritarios a quien se debe administrar la vacuna", señaló Michel en un mensaje publicado en su blog.

Un llamamiento que llega dos días antes de que se celebre una cumbre por videoconferencia de líderes de la UE, convocada por Michel, para abordar la situación de la pandemia de covid-19 y en la víspera de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anuncie un nuevo paquete de medidas para reforzar la respuesta europea a la pandemia de coronavirus.

El político belga apuntó como claves la inmunización de los grupos vulnerables y los trabajadores sanitarios, aunque transmitió a los países que una acción conjunta en este sentido "requiere tomar una decisión e implementarla juntos".

Las vacunas serán, según el presidente del Consejo, uno de los dos pilares de la "acción determinada a nivel inequívocamente europeo", un ámbito en el que también se tendrán que encontrar soluciones para problemas logísticos para la variedad de vacunas y sus diferentes fórmulas de administración o almacenamiento, así como la supervisión de la campaña de inmunización.

En este sentido, pidió prestar atención a la lucha contra la desinformación y alertó de que la campaña se vería socavada "si demasiada gente tiene miedo a vacunarse".

Michel también incidió en que los Estados miembros de la UE "deben alcanzar un consenso" en reglas comunes para las cuarentenas y periodos de autoaislamiento, que no se aplican en todos los países de forma armonizada, algo que consideró una cuestión de "voluntad política".

Por supuesto, concedió Michel, la salud, al igual que los asuntos sociales, es una competencia que recae principalmente en los Estados o incluso en las regiones. Sin embargo, subrayó, "esta crisis ya ha demostrado que ningún país puede arreglárselas solo".

"Europa aporta un valor añadido insustituible, una base que estabiliza las situaciones de fragilidad. Y no se debe permitir que las cuestiones de competencias obstaculicen la acción vital. No es cuando la casa está en llamas que tenemos que preguntarnos quién es competente para ir y desconectar los contadores de electricidad", dijo.

Frente a esta segunda ola de covid-19 que está afectando de nuevo a toda Europa, y que ha pasado "de ser preocupante a alarmante", los Veintisiete tienen que "evitar la tragedia" y, para ello, deben actuar "con rapidez y firmeza, concluyó Michel.

(c) Agencia EFE