Anuncios

La guerra de Rusia en Ucrania en 12 momentos clave

(CNN) -- Este fin de semana se cumplen dos años desde que Rusia invadió Ucrania, un conflicto que se ha cobrado decenas de miles de vidas, puso patas arriba normas internacionales de larga tradición y no tiene un final claro a la vista.

En más de un sentido, el presidente de Rusia, Vladmir Putin, ha fracasado: Ucrania sigue siendo una nación soberana, con Moscú en control de aproximadamente una quinta parte de su territorio, pero lejos de su objetivo de derrocar a su gobierno. Putin quería detener la expansión de la OTAN: ahora se enfrenta a una alianza que ha añadido cientos de kilómetros a su frontera con Rusia tras la adhesión de Finlandia.

Pero a medida que la guerra entra en su tercer año, hay cada vez más indicios de que se está decantando a favor de Rusia, tanto en el campo de batalla como en lo que respecta a la disminución del apoyo occidental, antaño sólido.

A continuación, un vistazo a algunos de los momentos más significativos de la guerra hasta ahora.

24 de febrero de 2022: comienzo de la "operación militar especial"

Hace dos años, Putin anunció temprano en la mañana una "operación militar especial" contra Ucrania, eufemismo que sigue utilizando con frecuencia para referirse a la invasión total del país.

Putin dijo que quería la "desnazificación" de Ucrania, una de sus justificaciones para la invasión que, según los analistas, distorsiona la historia.

Momentos después, se oyeron las primeras explosiones en toda Ucrania.

Aunque los servicios de inteligencia occidentales llevaban meses advirtiendo de una inminente invasión rusa, el anuncio cogió a muchos por sorpresa.

El anuncio de Putin marcó el inicio de la guerra de Rusia en Ucrania, que hasta ahora ha costado la vida a más de 10.300 civiles, según las Naciones Unidas. Las pérdidas militares son más difíciles de determinar, pero se cree que Rusia ha tenido más de 300.000 muertos y heridos.

26 de febrero de 2022: "Necesito munición, no que me lleven": Ucrania indica que no se dejará intimidar

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, publicó un video en Facebook el viernes 25 de febrero, prometiendo defender a su país mientras estaba de pie en una calle de Kyiv con otros líderes de su administración. "Estamos todos aquí", dijo. "Nuestro ejército está aquí. Los ciudadanos y la sociedad están aquí. Todos estamos aquí defendiendo nuestra independencia, nuestro estado y así seguirá siendo. ¡Gloria a nuestros defensores! ¡Gloria a nuestras defensoras! ¡Gloria a Ucrania!" (Oficina del presidente de Ucrania)

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se encontraba en Kyiv cuando Rusia invadió el país, y se esperaba que las fuerzas de Putin avanzaran rápidamente sobre la capital. Dos días después, rechazó una oferta de evacuación de Estados Unidos.

Con palabras desafiantes, dijo a los estadounidenses: "Necesito munición, no que me lleven".

Su actitud puso de manifiesto el espíritu de lucha de su país frente a la agresión rusa y su determinación a no desmoronarse como algunos esperaban.

Los defensores ucranianos de la Isla de la Serpiente —una diminuta isla en el mar Negro— se hicieron eco de este desafío en las primeras fases de la guerra cuando, superados en número y ante la orden de rendirse, respondieron a la advertencia de un buque militar ruso que se acercaba diciendo: "Buque de guerra ruso, vete a la m*****".

Desde entonces, la frase ha sido adoptada como lema durante la guerra y utilizada por los manifestantes en las protestas de solidaridad con Ucrania en Occidente.

16 de marzo de 2022: bombardeo del teatro de Mariupol

Pintada en el suelo fuera del Teatro de Drama, en letras cirílicas gigantes, estaba la palabra "NIÑOS". El mensaje era lo suficientemente grande como para ser visto desde el cielo.

A lo largo del conflicto, Rusia ha llevado a cabo una implacable campaña de bombardeos, y uno de los peores ejemplos se produjo cuando el Teatro de Drama de Mariupol fue alcanzado por las fuerzas rusas.

Se calcula que unos 1.300 civiles estaban refugiados en el interior del teatro cuando fue atacado.

Pintada en el suelo fuera del edificio —en letras cirílicas gigantes visibles desde el aire— estaba la palabra "NIÑOS".

Se cree que allí murieron unas 300 personas, según las autoridades ucranianas. CNN no ha podido verificar de forma independiente el número de muertos.

Desde entonces, se han producido numerosos ataques rusos de gran repercusión contra objetivos civiles. Más de 40 personas murieron en un ataque contra un bloque de apartamentos en Dnipro en enero de 2023. Al menos 51 personas murieron cuando las fuerzas de Moscú atacaron una cafetería y una tienda en Hroza, en la región de Járkov, en octubre de 2023.

1 de abril de 2022: atrocidades en Bucha

Al mes siguiente, una pequeña ciudad al oeste de Kyiv se convirtió en sinónimo de crímenes de guerra.

Expertos internacionales declararon haber constatado "graves violaciones" del derecho internacional humanitario por parte de las fuerzas rusas cuando se retiraron de la ciudad de Bucha.

Los residentes contaron historias de casas saqueadas, asesinatos y huidas fallidas.

El depósito de cadáveres de la ciudad se quedó sin espacio. Algunos habitantes describieron cómo habían convertido sus huertos y patios delanteros en tumbas improvisadas, ya que la presencia de las fuerzas rusas les impedía transportar a sus muertos.

Las pruebas de las ejecuciones fueron claras cuando se encontraron cuerpos con los brazos atados a la espalda y múltiples heridas de bala.

14 de abril de 2022: hundimiento del Moskva

A primera hora del lunes 18 de abril de 2022 aparecieron en las redes sociales imágenes del crucero ruso de misiles guiados Moskva gravemente dañado e incendiado horas antes de su hundimiento en el mar Negro el jueves. Redes sociales

El buque de guerra ruso Moskva, buque insignia de la Flota del mar Negro de la Armada rusa, se hundió el 14 de abril.

La razón de ello fue objeto de disputa. Ucrania afirmó que había alcanzado al buque con misiles de crucero antibuque, mientras que Rusia insistió en que un incendio provocó su hundimiento.

En cualquier caso, el hundimiento supuso una gran vergüenza para Rusia, que sufrió la mayor pérdida de un buque de guerra en 40 años.

Fue una señal temprana de cómo el mar Negro se convertiría en un frente importante.

En octubre de ese año, Ucrania atacó el único puente que conectaba la anexionada Crimea con la Rusia continental y ha estado acosando a la flota rusa del mar Negro, afirmando haber destruido un tercio de sus buques.

9 de noviembre de 2022: la liberación de Jersón culmina un otoño exitoso

Hubo escenas de euforia cuando la ciudad de Jersón fue liberada tras ocho meses de ocupación rusa.

La retirada supuso un duro golpe para el esfuerzo bélico de Putin: Jersón era la única capital regional ucraniana que las fuerzas rusas habían capturado desde la invasión de febrero.

La retirada de las tropas rusas hacia el este a través del río Dnipro coronó un otoño exitoso para Ucrania, que recuperó franjas de terreno que Rusia había ocupado desde los primeros días de la guerra.

A pesar de los éxitos en el campo de batalla, los meses más fríos trajeron un nuevo peligro cuando la aviación de Moscú comenzó a bombardear la red energética del país, en un intento de minar la moral.

Millones de civiles se quedaron sin electricidad, calefacción, agua y otros servicios críticos durante el invierno.

3 de mayo de 2023: drones atacan el Kremlin y la guerra llega a Rusia

En la primavera de 2023, una envalentonada Kyiv llevó cada vez más la guerra a Rusia, con una serie de ataques con drones en suelo ruso.

Los ataques salpicaron ciudades como Moscú. El 3 de mayo, dos drones explosivos apuntaron al Kremlin, en el corazón de la capital. Fueron interceptados y destruidos antes de causar daños o heridos, según el Kremlin. Las autoridades ucranianas negaron su implicación.

Ese mismo mes, Rusia culpó a Ucrania de otro ataque con drones contra Moscú, que causó dos heridos y daños en varios edificios.

Putin calificó el ataque de "clara señal de actividad terrorista", mientras que un portavoz de las fuerzas aéreas ucranianas dijo que iba dirigido a rusos que sentían la guerra como algo lejano.

Ha habido ataques posteriores, como contra instalaciones petrolíferas y otras infraestructuras. Este año, Rusia evacuó a algunos residentes de la región fronteriza de Belgorod tras el aumento de los mortíferos ataques ucranianos.

20 de mayo de 2023: Rusia toma el control de Bajmut

Un militar ucraniano (I) mira con gafas junto a otro (D) sentado en un cañón antiaéreo cerca de Bajmut, el 24 de marzo de 2023. (Foto de ARIS MESSINIS/AFP vía Getty Images)

Tras meses de lucha por cada centímetro de territorio, Rusia se hizo con la ciudad oriental de Bajmut, que estaba sitiada.

La lucha por la ciudad —cuyo simbolismo superaba su importancia estratégica— encapsuló la lentitud de la guerra terrestre, que había llegado a parecerse al tipo de combates de la Primera Guerra Mundial.

Moscú invirtió enormes cantidades de mano de obra, armamento y atención en la ciudad, pero tuvo dificultades para acabar con la tenaz resistencia ucraniana, que superó todas las expectativas.

La victoria rusa tuvo un coste enorme. Una fuente de la OTAN declaró a CNN que calculaban que por cada soldado ucraniano muerto en la defensa de Bajmut, Rusia había perdido cinco.

Junio de 2023: contraofensiva ucraniana

Tras meses de preparación, Ucrania comenzó una contraofensiva destinada a reconquistar el territorio ocupado por Rusia.

Con los combates centrados en los frentes sur y este, su lanzamiento trajo consigo una renovada sensación de optimismo. Sin embargo, Rusia había tenido tiempo de preparar capas de defensas.

Con el paso de los meses, se hizo evidente que la contraofensiva no proporcionaría el avance decisivo que muchos habían esperado. Por ejemplo, los combates en torno a Robotyne, al norte de Mariupol, se caracterizaban por el avance a rastras sobre vastos campos de minas, donde las tropas luchaban por avances contados en calles o incluso edificios.

La contraofensiva se había estancado a la vuelta del invierno, y evaluaciones de inteligencia occidentales advertían que el campo de batalla podría estancarse, convirtiendo la guerra en un "conflicto congelado".

23 de junio de 2023: motín de Wagner

Yevgeny Prigozhin fue el fundador del grupo militar privado ruso Wagner, que desempeñó un papel crucial en Bajmut. En su día fue lo suficientemente cercano a Putin como para ser llamado su "chef personal".

Pero todo cambió el 23 de junio, cuando Prigozhin lideró una insurrección armada contra Putin tras despotricar contra la cúpula militar del país por su gestión de la guerra de Ucrania.

Su grupo empezó a marchar hacia Moscú, derribando aviones militares y matando a militares rusos. Pero se detuvo abruptamente cuando el líder bielorruso Alexander Lukashenko negoció un acuerdo.

Se retiraron los cargos penales contra el jefe de Wagner, pero Putin dijo en un discurso que quienes siguieran el "camino de la traición" serían castigados.

Meses después, Prigozhin murió al estrellarse el avión en el que viajaba al noroeste de Moscú.

Enero de 2024: la ayuda estadounidense se estanca

El constante goteo de ayuda de los países occidentales, en particular de Estados Unidos, así como el suministro de armamento moderno han demostrado ser un salvavidas vital para Ucrania en su guerra.

Pero a principios de 2024, un paquete de ayuda estadounidense para Ucrania se estancó. El Senado estadounidense aprobó con apoyo bipartidista un proyecto de ley de ayuda exterior de 95.300 millones de dólares, que incluye 60.000 millones para apoyar a Ucrania.

Sin embargo, el presidente republicano de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, se ha resistido a una votación rápida, que probablemente se enfrentaría a una revuelta de los miembros de su propio partido.

El episodio es un recordatorio de cómo el destino de Ucrania no está totalmente en sus propias manos. Los comandantes ucranianos han advertido de la crítica escasez de municiones que obstaculiza su lucha.

8 de febrero de 2024: destitución del jefe militar ucraniano

Valerii Zaluzhnyi en la foto en una ceremonia que conmemora el Día de la Independencia de Ucrania en Kyv el 24 de agosto de 2023. Crédito: Sergei Chuzavkov/AFP/Getty Images

Este mes, Zelensky anunció la destitución del máximo comandante de Ucrania, el general Valerii Zaluzhnyi, en la mayor reorganización militar desde el inicio de la invasión rusa a gran escala hace casi dos años.

Se sabe que ambos estaban enfrentados y su despido supuso una apuesta política para Zelensky. A pesar del fracaso de la contraofensiva ucraniana, el ahora ex jefe militar sigue siendo uno de los líderes más populares del país.

La medida también se produjo cuando Ucrania se encontraba de nuevo en una posición defensiva debido a una oleada de ofensivas rusas a lo largo de gran parte de la línea del frente.

El 17 de febrero, Rusia declaró que se había hecho con el control total de la ciudad oriental de Avdiivka, lo que supuso la mayor victoria de Moscú desde Bajmut.

Al entrar la guerra en su tercer año, el futuro del conflicto es aún más incierto.

Jennifer Hauser, Victoria Butenko, Daria Tarasova-Markina y Andrew Carey, de CNN, han contribuido a este reportaje.