Guatemala iniciará excavaciones en busca de decenas niños víctimas de masacre durante guerra civil

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Una mujer camina frente a una pared con imágenes de personas desaparecidas durante la guerra civil de Guatemala

CIUDAD DE GUATEMALA, 27 sep (Reuters) - Autoridades de Guatemala iniciarán el martes la búsqueda de los cuerpos de decenas de menores indígenas que habrían sido enterrados clandestinamente en las instalaciones de un antiguo destacamento militar, en la década de 1980, durante la guerra civil.

Las excavaciones en el sitio estarán encabezadas por personal de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala y la Fiscalía de Derechos Humanos, como parte de los esfuerzos por hacer justicia a los cientos de miles de víctimas del conflicto armado que se prolongó desde 1960 hasta 1996.

"Esos niños fueron tirados en ese pozo con la peor violencia y odio simplemente porque eran mayas", dijo el lunes en una rueda de prensa Arnulfo Oxlaj, un sobreviviente de la matanza, considerada uno de los episodios más cruentos de la guerra.

La masacre ocurrió el 21 de mayo de 1988 en la remota comunidad indígena Chiul, cuando efectivos de las fuerzas armadas capturaron a cientos de residentes y los llevaron a su destacamento, donde separaron a los niños y niñas de sus padres, de acuerdo con testigos de los hechos.

Según Oxjal, ese día 116 menores de entre dos y 15 años habrían sido torturados y lanzados a lo que en ese entonces era un pozo de agua dentro la instalación, donde murieron ahogados, aunque no existe un registro oficial de las víctimas.

No hay claridad acerca de las razones de la matanza. Expertos aseguran que buena parte de la violencia del conflicto, que se desarrolló en el marco de la Guerra Fría, estaba orientada al exterminio de los pueblos originarios. Un portavoz del Ejército no respondido a una solicitud de comentarios.

El equipo de excavadores tiene programado reunirse el martes por la mañana con familiares y miembros de organizaciones sociales en el sitio, que ahora se encuentra completamente abandonado.

Héctor Reyes, un reconocido abogado de derechos humanos que asesora a familiares de víctimas de la guerra, dijo que, una vez terminada la localización e identificación de los cuerpos, se buscará llevar ante la justicia a los autores de la masacre. Hasta el momento nadie ha sido detenido por los hechos, agregó.

(Reporte de Sofía Menchú y Enrique García; editado por Noé Torres)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.