Anuncios

Grupo paramilitar en guerra con ejército sudanés aprueba cese al fuego durante Ramadán

EL CAIRO (AP) — Un grupo paramilitar sudanés que combate desde hace casi un año con el ejército de ese país en un conflicto ruinoso aprobó el sábado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU por un cese al fuego durante el mes sagrado musulmán del Ramadán.

El grupo, conocido como Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF, por sus siglas en inglés), indicó en un comunicado que espera que la resolución, adoptada el viernes por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ayude a proporcionar la muy necesaria ayuda humanitaria a millones de sudaneses atrapados en el conflicto en todo el país del noreste de África.

El RSF señaló que considera la iniciativa como una “oportunidad crucial” para que las partes en pugna participen en negociaciones para encontrar un acuerdo político para el conflicto.

“La consideramos como una oportunidad crucial para iniciar conversaciones serias que puedan catalizar una vía política. Esta vía debe culminar con un cese al fuego durable, fomentar la seguridad y la estabilidad, y dar como resultado una resolución significativa que aborde los temas fundamentales de la crisis histórica de Sudán”, detalló.

El ejército sudanés ya había apoyado el llamado del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para un cese al fuego durante el Ramadán. En su llamado del jueves, Guterres advirtió que el conflicto amenaza la unidad de Sudán y “podría desatar una inestabilidad regional de proporciones dramáticas”.

Sudán cayó en el caos en abril del año pasado, cuando las largas tensiones entre su ejército y el grupo paramilitar desencadenaron batallas callejeras en Jartum, la capital. La lucha inició durante el Ramadán del año pasado.

El combate se propagó a otras partes del país, especialmente zonas urbanas, pero en la región de Darfur, en el oeste de Sudán, adquirió una forma distinta, con ataques brutales perpetrados por las RSF, dominadas por árabes, contra civiles étnicos africanos. Miles de personas han sido asesinadas en el conflicto.

La resolución de la ONU expresa “una grave preocupación por la propagación de la violencia y la catastrófica y deteriorada situación humanitaria, incluidos niveles críticos, o peores, de inseguridad alimentaria aguda, particularmente en Darfur”.

La presidenta del Programa Mundial de Alimentos, Cindy McCain, dijo a principios de esta semana que el conflicto corre el riesgo de generar la mayor crisis alimentaria del mundo, con alrededor de 18 millones de personas en todo Sudán enfrentando hambre extrema, entre ellas, 5 millones de personas en riesgo de morir de hambre.