Grosjean escapa de escalofriante accidente en GP de Bahréin

JEROME PUGMIRE
·3  min de lectura

Romain Grosjean logró escapar de su monoplaza envuelto en llamas con quemaduras leves tras estrellarse en la largada del Gran Premio de Bahréin el domingo.

El piloto francés de 34 años se salió de la pista en la primera vuelta y su Haas estalló en llama al partirse en dos al impactar contra una barrera. Grosjean logró salir del vehículo con las llamas ardiendo y su casco chamuscado.

La Federación Internacional de Automovilismo informó que Grosjean estaba en condición estable y que fue trasladado a un hospital militar.

“Romain se encuentra bien. No quiero dar una declaración médica, pero tiene quemaduras leves en sus manos y tobillos", el jefe de Haas Guenther Steiner. “Desde luego que está conmocionado ... Quiero darle las gracias a las cuadrillas de rescate que respondieron rápidamente. Los comisarios y persona de la FIA hicieron un excelente trabajo, ha sido un susto tremendo”.

Grosjean quedó atrapado entre las llamas durante casi 10 segundos antes de lograr salir de su monoplaza.

Las imágenes de la carrera mostraron que las rescatistas llegaron casi de inmediato al bólido siniestrado, con Grosjean aún atrapado en su interior. Pudo encontrar la manera de escapar, saltando entre las llamas y tocando una barrera de metal extremadamente caliente, para volver a la pista. Agitó sus manos en agonía antes de recibir el auxilio de los comisarios.

Momentos después se pudo ver a Grosjean conversando con un doctor en un auto de emergencias. Poco después fue sacado en una ambulancia. No dio muestras de graves lesiones, salvo que cojeaba un poco.

Los demás pilotos y empleados de los equipos aplaudieron aliviados al observar las imágenes de Grosjean saltando sobre la barrera y ser rociado por un extintor de incendios.

El accidente se precipitó cuando Grosjean perdió el control de su monoplaza, deslizándose hacia la derecha. Su rueda derecha tocó la parte frontal del Alpha Tauri de Daniil Kvyat, saliendo despedido contra la barrera.

La carrera se reanudó 1 hora y media después, con Lewis Hamilton llevándose la victoria. El flamante campeón mundial expresó su alivio en Twitter mientras esperaba el reinicio de la carrera.

“Muy agradecido de que Romain esté bien. Wow... el riesgo que tomamos no es chiste, para los que se olvidan que arriesgamos la vida en este deportes y por hacer lo que amamos hacer", escribió Hamilton. “Gracias a la FIA por los enormes avances que han permitido que Romain saliera ileso de eso”.

Que Grosjean escapó fue extraordinario al considera cuán escalofriante fue la escena.

“Nunca había visto tanto fuegos en 12 años. Me costó un poco de tiempo asimilar lo que estaba pasando, pero luego Romain pudo liberarse del coche por sus propios medios, lo cual fue increíble", contó Alan van der Merwe, el piloto del auto de emergencia de la F1. “Todo funcionó bien hoy: el halo, las barreras, el cinturón de seguridad. Sin una de esas cosas, el desenlace pudo ser otro”.

El halo es un arco de seguridad que protege la cabeza de los pilotos. El dispositivo fue desarrollado como consecuencia de la muerte del piloto francés Jules Bianchi, quien sufrió graves golpes en la cabeza al chocar en una pista mojada en el GP de Japón hace seis años, estrellándose contra una grúa. Hace dos años, Charles Leclerc — muy amigo de Bianchi — probablemente se salvó de una grave lesión o la muerte gracias al halo cuando otro monoplaza acabó encima del suyo en el GP de Bélgica.