Anuncios

Grecia: Acusaciones de abusos sacuden organización infantil

ATENAS (AP) — El gobierno griego destituyó el lunes a la dirección de una destacada organización benéfica privada tras una serie de acusaciones de que los niños a su cargo eran objeto de abusos físicos por parte de miembros del personal.

La decisión se tomó en una reunión presidida por el primer ministro Kyriakos Mitsotakis sobre el escándalo relacionado con la organización benéfica para niños Arca del Mundo, fundada en 1998 por un carismático sacerdote ortodoxo griego en un barrio de Atenas.

“Las acusaciones son graves, sobre todo porque se refieren a la cuestión extremadamente delicada de los niños que han sido apartados de su entorno familiar”, dijo el portavoz del gobierno, Giannis Oikonomou. “Estas acusaciones deben ser investigadas a fondo”.

Se está llevando a cabo una investigación policial y judicial sobre las acusaciones de que algunos niños de los hogares de la organización en toda Grecia fueron sometidos a abusos físicos como castigo por un supuesto mal comportamiento. Uno de los casos se refiere a una presunta agresión sexual por parte de un funcionario de la organización benéfica.

La organización Arca del Mundo, que acoge a decenas de niños en cinco instalaciones, ha negado las acusaciones.

La organización depende de las donaciones privadas y, hasta que estalló el escándalo, gozaba de un amplio respeto y una extensa publicidad positiva por su trabajo con niños de entornos problemáticos y el apoyo a padres solteros o desfavorecidos.

Oikonomou dijo que la medida gubernamental del lunes de sustituir a todo el consejo de administración se basaba en una ley aprobada este año que reformaba y regulaba más estrictamente el funcionamiento de las organizaciones benéficas para niños.

Añadió que la prioridad del gobierno es trasladar al mayor número posible de niños que se encuentran actualmente en atención institucional para que vivan con familias de acogida. OIkonomou dijo que en los últimos tres años, alrededor del 40% de los niños que viven en instituciones han sido colocados en familias de acogida o adoptivas.