Ningún país se salvará, advierten expertos, mientras se intensifica combate a coronavirus

Por Stephanie Nebehay, Michael Shields y Parisa Hafezi
1 / 5

Ningún país se salvará, advierten expertos, mientras se intensifica combate a coronavirus

Foto del jueves de vendedores con máscaras en una verdulería en Manamá, Bahréin

Por Stephanie Nebehay, Michael Shields y Parisa Hafezi

GINEBRA/DUBÁI, 27 feb (Reuters) - Ningún país debería cometer el "error fatal" de asumir que se librará del coronavirus, dijo el jueves la Organización Mundial de la Salud, en momentos en que gobiernos desde Irán a Australia se apresuraban para contener la rápida propagación mundial de la epidemia.

Con nuevas infecciones informadas en todo el mundo que ahora superan las de China continental, el director general de la OMC, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que incluso las naciones ricas deberían prepararse para sorpresas.

"Ningún país debería asumir que no tendrá casos, eso sería un error fatal, literalmente", dijo Tedros, apuntando a Italia, donde autoridades dijeron que tres personas más murieron, lo que llevó la cifra a 17 en el país europeo más golpeado. Los casos confirmaron subieron a 650.

Además de almacenar suministros médicos, los gobiernos ordenaron el cierre de escuelas y cancelaron grandes reuniones, incluidos eventos deportivos, para tratar de detener la propagación de la enfermedad similar a la gripe que surgió en China hace más de dos meses.

Las transmisiones en China han declinado tras una agresiva campaña de contención, pero han aumentado en otros países.

Existe una preocupación particular por un caso en Japón en el que una mujer dio positivo por el virus por segunda vez. Las segundas pruebas positivas también se han reportado en China y podrían implicar que contraer la enfermedad no confiere inmunidad.

Científicos advirtieron que aún queda mucho por conocer sobre el virus.

El jefe del programa de emergencia de la OMS, Mike Ryan, dijo que hay contactos con los organizadores sobre el destino de los Juegos Olímpicos programados para julio en Tokio, pero no se espera una decisión pronto. Su cancelación o reubicación sería un duro golpe para Japón, que cerrará todo su sistema escolar durante el próximo mes intentando prevenir la propagación.

El nuevo coronavirus había golpeado principalmente a China, provocando casi 80.000 infecciones y más de 2.700 muertes, según cifras de la OMS. Se ha extendido a otros 44 países, donde se han reportado alrededor de 3.500 casos y 54 fallecidos.

Pese a que el brote cumple con la definición de pandemia, un contagio generalizado en una gran región, la OMS hasta el momento no ha utilizado el término. "El virus tiene un potencial pandémico", dijo Tedros a periodistas en Ginebra, agregando que Irán, Italia y Corea del Sur están en un "punto decisivo", aún por debajo de la transmisión comunitaria sostenida.

Asustados por el impacto sobre China, el corazón de las cadenas de suministro, y el creciente efecto en otros países, las plazas bursátiles y el petróleo se hundieron el jueves.

Las acciones globales han retrocedido por seis días seguidos, restando más de 3.600 millones de dólares en valor de mercado.

Así, los operadores están apostando a que la Reserva Federal actuará agresivamente para reducir los costos del crédito en los próximos meses en respuesta a los efectos del coronavirus sobre la economía. Los políticos también luchan por una respuesta.


"EPIDEMIA EN CAMINO"

En Australia, el primer ministro, Scott Morrison, ordenó a los hospitales que aseguraran suficientes suministros médicos y personal, mientras que el Gobierno del presidente Donald Trump consideraba invocar poderes especiales para expandir rápidamente la producción estadounidense de máscaras y ropa de protección, dijeron dos funcionarios.

Mientras, el mandatario francés, Emmanuel Macron, dijo que los casos en el país se han duplicado. "Tenemos una crisis ante nosotros. Una epidemia está en camino", afirmó.

Alemania también ha advertido de una epidemia inminente. Y Grecia, una puerta de entrada para refugiados de Oriente Medio y otros lugares, anunció controles fronterizos más estrictos.

No hay cura para el coronavirus, que puede provocar neumonía, y una vacuna puede tardar hasta 18 meses en desarrollarse.

Irán instó a evitar viajes innecesarios, extendió el cierre de los cines, eventos culturales y conferencias por otra semana y suspendió las oraciones de los viernes en algunas ciudades.

Ryan de la OMC aseguró que el brote en Irán podría ser peor de lo estimado. El país sufrió el mayor número de muertes fuera de China, con 26 fallecidos y 245 infectados, incluidos algunos funcionarios de alto rango. Según los expertos, la alta tasa de muertes en comparación con otros países sugiere que hay muchos casos que aún no se han detectado.

Italia, desesperada por evitar una probable recesión, advirtió que una "epidemia de información engañosa" podría causar un daño peor que el propio virus.

Las autoridades chinas dijeron que el número de nuevas muertes en el país fue de 29, la cifra diaria más baja desde el 28 de enero. Hubo 433 casos nuevos en China continental durante el día previo, en comparación con 586 en otros países y territorios.


(Reporte de Ryan Woo, Yilei Sun y Lusha Zhang en Pekín, Daniel Leussink in Tokyo, Aradhana Aravindan en Singapur, Parisa Hafez en Dubái, Stephanie Nebehay en Ginebra, Sudip Kar-Gupta y Michel Rose en París, Crispian Balmer y Gavin Jones en Roma, y Kate Kelland en Londres; Escrito por Catherine Evans y Rosalba O'Brien, Editado en Español por Manuel Farías)