Gobierno venezolano borra evidencias en el edificio donde cayó el supuesto 'dron asesino'

04/08/2018.- Efectivos de distintos cuerpos de seguridad custodian y toman evidencias de una explosión hoy, sábado 04 de agosto del 2018, en la ciudad de Caracas (Venezuela). El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, confirmó hoy que el presidente Nicolás Maduro fue víctima de un atentado con “artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva”, y que salió ileso del suceso, que ocurrió durante un acto con militares en Caracas. EFE/Miguel Gutiérrez

Tan solo 4 días después del supuesto atentado contra el presidente venezolano Nicolás Maduro y que su gobierno ha calificado como un “magnicidio en grado de frustración”,  se ordenaron labores de restauración de la fachada del edificio “Don Eduardo” contra el cual, de acuerdo con testimonios de los vecinos y videos que han circulado en las redes sociales, habría impactado uno de los drones utilizados para atentar contra el presidente.

La periodista venezolana Antonieta La Rocca publicó en su cuenta de Twitter algunas fotos en las cuales puede apreciarse un vehículo que pertenece a la Misión Barrio Nuevo, organización gubernamental cuya labor es reparar obras públicas, realizando labores de reparación en el mencionado edificio.

Como era de esperarse, el suceso ha levantado todo tipo de críticas en las redes sociales, en las que se discute si se ha contradicho la norma jurídica del artículo 35, numeral 8, de la Ley Orgánica de Servicio de Policía, que establece que hay que “resguardar el lugar donde haya ocurrido un hecho punible, e impedir que las evidencias, rastros o trazas vinculados al mismo, se alteren o desaparezcan, a los fines de facilitar las investigaciones correspondientes.”

EEUU investigará el atentado contra Maduro si hay “evidencias creíbles”

El Gobierno de Estados Unidos, a través de una portavoz del Departamento de Estado, volvió hoy a negar su implicación en el supuesto atentado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Manduro, y aseguró que investigará “actividades ilegales” dentro de su territorio si se aportan “evidencias creíbles”.

“Estados Unidos niega cualquier implicación en este incidente e investigará actividades ilegales dentro de sus fronteras si se aportan evidencias creíbles”, subrayó la citada portavoz.

Desde que llegó a la presidencia de Venezuela en 2013, Maduro ha aludido en más de veinte ocasiones a intentos de asesinato, llegando a mencionar el tema hasta once veces en su primer año en el poder.

Detenciones en Venezuela

Hasta ahora, el Ejecutivo venezolano ha detenido a seis personas acusadas de participar en el supuesto ataque y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó que procesará a los parlamentarios opositores Julio Borges y Juan Requesens, a quienes el presidente Nicolás Maduro acusa de haber intentado asesinarlo con los drones cargados de explosivos.

Borges y Requesens son copartidarios en Primero Justicia, del excandidato presidencial Henrique Capriles.