Anuncios

El gobierno de Milei se aferra a sus reformas económicas tras revés legislativo por falta de apoyos

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno del presidente argentino Javier Milei busca fórmulas para sacar adelante su ambiciosa reforma económica, materializada en la conocida como “Ley Ómnibus” por la cantidad de temas que abarca, que deberá volver a tramitarse desde cero en el Congreso tras sufrir un revés por falta de apoyo.

El vocero presidencial Manuel Adorni afirmó el miércoles que el regreso a comisión en la Cámara de Diputados de la llamada “Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”, “no pone ninguna traba al plan económico que venimos llevando” y recalcó que “de hecho, sin ley el gobierno logró el equilibrio fiscal y las proyecciones de inflación están a la baja”.

En conferencia de prensa Adorni aseguró que el proyecto de reformas económicas “va a ser realidad” cuando “la política termine de asimilar que la gente optó por un cambio cuando fue a votar el año pasado” y “los legisladores estén a la altura de las circunstancias”.

Ante una pregunta sobre si el gobierno está considerando la posibilidad de realizar un plebiscito para sacar adelante la ley, el vocero respondió que “todas las herramientas constitucionales están siendo evaluadas” por el gobierno nacional y que “se tomará la decisión de ir por el camino correcto o que revista mayor celeridad”.

La falta de apoyo en la Cámara de Diputados al votar la ley artículo por artículo la víspera llevó al oficialismo a pedir que se ponga fin al debate en el plenario para volver a tramitarlo en comisión desde cero, pese a que el proyecto ya había sido aprobado en general.

El proyecto avanzó hasta que quedó explícita la falta de consenso entre el gobierno y la denominada oposición en capítulos clave como la privatización de empresas públicas.

“Sabíamos que el cambio iba a tener resistencia, pero el gobierno es mucho más que la ley, la ley era acelerar los plazos para salir de la decadencia”, matizó Adorni.

Durante la tarde del miércoles la Casa Rosada —sede del gobierno nacional— fue escenario de intensas reuniones entre funcionarios y legisladores del oficialismo con el objetivo de definir si el tratamiento de la “Ley Ómnibus” volverá a la instancia de comisión o se debatirá cada apartado por separado en el Congreso luego de la apertura de las sesiones ordinarias en marzo.

“La ley se puede desguazar y tratarse a partir del 1 de marzo”, afirmó Oscar Zago, jefe del bloque de la oficialista La Libertad Avanza (LLA) en la Cámara de Diputados.

En declaraciones televisivas el diputado afirmó que durante estos días se sucederán las reuniones “en consulta permanente” con Milei, para determinar el futuro del proyecto.

Uno de esos encuentros fue sostenido por el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem.

El traspié legislativo representa una dura derrota para el presidente ultraderechista que asumió hace menos de dos meses, y tuvo su correlato en los mercados, donde cayeron acciones y bonos del país sudamericano.

Por su parte, el dólar informal —al que acuden los ahorristas— cerró en 1.170 pesos, un alza de 25 pesos con relación a la cotización de la jornada anterior.

En busca de calmar a los mercados, el ministro de Economía, Luis Caputo, declaró en una entrevista televisiva que el sector público cerró enero “en equilibrio financiero”, pese a tratarse de un mes habitualmente “más sensible, por los intereses de la deuda”. Además, señaló que el revés a la ley “no afecta en lo más mínimo” su programa económico.

Advirtió que, como consecuencia de lo sucedido en la Cámara de Diputados, el gobierno profundizará “el ajuste en las partidas conocidas”.

En tanto, el presidente Milei volvió a pronunciarse desde Jerusalén, donde se encuentra de gira internacional –este miércoles se reunió allí con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu— y denostó a los congresistas opositores que “empezaron a descuartizar” su paquete de reformas económicas. Aseguró que él mismo dio la orden para que se diera fin a su tratamiento en el plenario del martes.

“Ayer en la sesión de la Cámara de Diputados, la casta política, como nosotros llamamos a ese conjunto de delincuentes que quieren una Argentina peor porque no están dispuestos a ceder sus privilegios, empezaron a descuartizar nuestra ley”, afirmó Milei el miércoles ante un auditorio de empresarios israelíes y agregó “en ese sentido di la orden de levantar el proyecto”.

En el ámbito político, la decisión del gobierno de publicar un listado de “traidores” que votaron contra el proyecto desde la cuenta de la presidencia despertó fuertes críticas en la oposición.

“Preocupa mucho el proceder autoritario y populista del presidente”, declaró en una entrevista Rodrigo De Loredo, jefe del bloque de la Unión Cívica Radical en el Congreso, quien ante las cámaras televisivas incluso rompió en llanto al hablar de la “Ley Ómnibus”. “Había una gran oportunidad para hacer reformas en Argentina”, dijo.