Gobierno federal aprueba primeras solicitudes de parole bajo nuevo programa para cubanos

Gregory Bull/AP

En un proceso inusualmente rápido, las autoridades de inmigración ya aprobaron algunas solicitudes de cubanos para vivir en Estados Unidos a través de un nuevo programa de parole que el gobierno de Joe Biden anunció la semana pasada en un intento por frenar la llegada de inmigrantes a la frontera de Estados Unidos y las costas de la Florida.

“Los primeros ciudadanos cubanos ya han sido aprobados para el nuevo programa de libertad condicional en los Estados Unidos desde que comenzó el programa el viernes pasado”, dijo la embajada de Estados Unidos en La Habana en Twitter el miércoles.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que el tuit se envió basado en información proporcionada por el Departamento de Seguridad Nacional.

No está claro cuántos cubanos ya han sido aprobados desde que el programa comenzó a recibir solicitudes el viernes, pero el miércoles, cientos de cubanos conversaban en WhatsApp, Facebook y otras aplicaciones sobre sus solicitudes y cómo completar los formularios.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió a las preguntas del Miami Herald sobre la cantidad de solicitudes aprobadas o si los solicitantes cubanos ya han viajado a Estados Unidos a través del programa.

El presidente Joe Biden anunció el jueves pasado el programa de parole para cubanos, haitianos y nicaragüenses, que según el Departamento de Seguridad Nacional “brindará una forma legal y simplificada… de venir a los Estados Unidos sin tener que hacer el peligroso viaje a la frontera. ” En octubre, el gobierno federal había anunciado un programa similar para los venezolanos.

El gobierno dijo que los inmigrantes que llegaran ilegalmente a la frontera entre Estados Unidos y México después de que el programa entrara en vigencia serían enviados de regreso a México, que acordó recibir a 30,000 personas cada mes.

Las personas pueden solicitar en línea desde sus países de origen para ser parte del programa, que les permite vivir y trabajar en los Estados Unidos. Sin embargo, los solicitantes deben viajar a través de un aeropuerto, pagar sus propias tarifas aéreas, tener un patrocinador en los Estados Unidos que pueda apoyarlos financieramente y pasar verificaciones de antecedentes y de salud, entre otros requisitos.

DHS ha dicho que aceptará hasta 30,000 haitianos, venezolanos, cubanos y nicaragüenses mensualmente a través de la iniciativa. La agencia también ha dicho que aquellos que vienen ilegalmente a Estados Unidos “generalmente” no son elegibles para aplicar. Algunos defensores han criticado los requisitos del nuevo programa de libertad condicional como inaccesibles para las personas que no tienen los medios económicos.

Los cubanos que han pasado varios años esperando para reunirse con sus familiares a través del proceso de inmigración formal también han expresado su consternación después de escuchar que algunos de los solicitantes de parole han tardado solo unos días en ser aprobados por la misma agencia, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, que maneja sus casos.

“Esto es una falta de respeto los que llevamos años esperando una reclamación y nos tienen olvidados,” dijo Arelis La Rosa en Facebook al conocer la noticia de que algunos de los solicitantes de parole habían sido aprobados.

“Felicitaciones pero no entiendo nada. Nuestro proceso está pago, [tenemos] todo listo y no pasa nada”, dijo otro solicitante de reunificación familiar, Caritsa Embade. “La política es lo más malo que hay”.

Pero la administración de Biden parece interesada en disuadir a los posibles inmigrantes de venir a la frontera y está promoviendo agresivamente el programa de parole.

Unos 225.000 cubanos llegaron a Estados Unidos en el último año fiscal, en su mayoría a través de la frontera con México. Pero la migración marítima desde la isla también se ha disparado y cientos han llegado recientemente a Florida.

La embajada estadounidense en La Habana destacó que el programa de parole ofrece una alternativa más segura para los migrantes cubanos.

Hablando de los cubanos ya aprobados para el programa, la embajada dijo que “estas personas ahora se beneficiarán de una migración legal, segura y ordenada en lugar de intentar rutas irregulares y peligrosas”.

La embajada también tuiteó la siguiente “advertencia” a los migrantes cubanos, nicaragüenses, venezolanos y haitianos en español: “No vengan a la frontera de Estados Unidos o serán enviados a México. No se le permitirá la entrada. Estados Unidos acaba de anunciar un nuevo proceso. La frontera está cerrada a la migración irregular”.