El Gobierno escocés quiere un referendo sobre la independencia en octubre de 2023

·2  min de lectura
La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, hace una declaración sobre un referéndum de independencia en el Parlamento escocés en Edimburgo

Por Alistair Smout y Michael Holden

LONDRES, 28 jun (Reuters) - La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció este martes sus planes para celebrar un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia en octubre del año que viene, y prometió emprender acciones legales para garantizar la votación si el Gobierno británico intenta bloquearla.

Sturgeon dijo que el Gobierno escocés, liderado por el Partido Nacional Escocés, proindependencia, publicaría más tarde un proyecto de ley sobre el referéndum, esbozando los planes para una votación de secesión el 19 de octubre de 2023.

Sturgeon anunció que escribiría al primer ministro británico, Boris Johnson, para pedirle permiso para celebrar un referéndum consultivo, pero que ya había puesto en marcha planes para conseguir la potestad legal en caso de que bloquee los planes.

"Lo que no estoy dispuesta a hacer, lo que nunca haré, es permitir que la democracia escocesa sea prisionera de Boris Johnson o de cualquier primer ministro", dijo Sturgeon a legisladores en el Parlamento escocés.

Los votantes de Escocia, con una población de unos 5,5 millones de habitantes, rechazaron la independencia en 2014. Sin embargo, el Gobierno semiautónomo de Escocia dice que la salida de Gran Bretaña de la UE, a la que se opuso la mayoría de los escoceses, significa que la cuestión debe someterse a una segunda votación.

Johnson y su gobernante Partido Conservador, que es oposición en Escocia, se oponen firmemente a un referéndum, diciendo que la cuestión se resolvió en 2014 cuando los escoceses votaron en contra de la independencia por 55% a 45%.

Antes se ha negado a emitir una orden de la "Sección 30", que da autoridad al Parlamento escocés para celebrar un referéndum.

Sturgeon dijo que la legalidad de un referéndum sin esa orden del Gobierno del Reino Unido era discutible, por lo que ya había pedido al Lord Advocate, el más alto funcionario del derecho escocés, que remita la cuestión al Tribunal Supremo del Reino Unido.

Si el tribunal considera que el Parlamento escocés no puede celebrar un referéndum de independencia sin el consentimiento del primer ministro, Sturgeon dijo que el SNP se presentaría a las próximas elecciones del Reino Unido con una plataforma sobre si Escocia debe ser independiente.

(Reporte de Alistair Smout y Michael Holden; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.