El gobierno encargó a Birmex distribuir los medicamentos, pero no tiene los recursos para ello; el IMSS la reprobó en licitación

·6  min de lectura
Birmex y medicamentos
Birmex y medicamentos

El Laboratorio de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), al que el presidente Andrés Manuel López Obrador asignó la tarea de distribuir a nivel nacional medicamentos e insumos para la salud, a más de tres años y medio del arranque de la actual administración no tiene la infraestructura ni los recursos humanos capacitados para movilizar estos productos, ni se ha invertido para que pueda hacerlo.  

Apenas en mayo pasado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que pidió hacer su propia licitación para la distribución de medicamentos y material de curación a la Ciudad de México y al Estado de México, dejó fuera de este concurso a Birmex, por no acreditar que tiene la experiencia, la infraestructura y los recursos humanos necesarios. Obtuvo solo 7.5 puntos de 60 posibles.

En su informe de labores 2021, el propio Birmex, una empresa con participación estatal mayoritaria, reconoció que apenas estaba en proceso de conformar el modelo de distribución que el presidente aseguró que se tendría en el país, en el que este laboratorio sería el pilar. 

A finales de julio de 2020, el presidente López Obrador anunció que Birmex se convertía en la empresa nacional de distribución de insumos para la salud.

Pero en una revisión de este medio a Compranet, a la inversión en obra pública y a los presupuestos de Egresos de la Federación de 2019 a 2022, no se identificó que se haya asignado dinero a Birmex para ampliar su infraestructura, equipamiento y recursos humanos, ni que haya firmado contratos para estos fines. 

Lo que sí se identificó fueron contratos de Birmex con terceros para la distribución nacional de vacunas y medicamentos, por un total de 93.6 millones de pesos, entre 2019 y 2022.

Birmex sí ha obtenido contratos para distribución con la administración pública (16), pero no a nivel nacional sino para distribución a hospitales específicos, como el Hospital Juárez, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca o el de Ixtapaluca, el Instituto Nacional de Cancerología y el Hospital General Dr. Manuel Gea González, entre otros. 

Rafael Gual, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), corrobora que Birmex no tiene la capacidad para hacer distribución de medicamentos e insumos para la salud a todo el país: “No ha habido más que declaraciones. Dijeron que iban a construir centros de distribución y no se ha hecho. Son ideas nada más, que después no tienen presupuesto ni sustento”. 

Los centros de distribución de los grandes distribuidores se construyeron en décadas, agrega Gual. “La logística para llevar fármacos y material de curación a todo el país no es barata, no solo se trata de los galerones para almacenar, es también tecnología, permisos, implica muchos aspectos costosos y tardados”. 

Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), coincide con Gual. Birmex no es y no se ve que vaya a ser —afirma— el gran distribuidor de fármacos que se prometió que sería. “Lo que está haciendo es subcontratar el servicio de distribución, lo que ha retrasado las entregas y ha hecho el servicio más ineficiente y caro”. 

Animal Político solicitó a Birmex, a través de su oficina de comunicación, una entrevista para hablar del tema, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. 

Las razones del desaire del IMSS

Para determinar a quién le iban a contratar el servicio de distribución de medicamentos y material de curación para la Ciudad de México y el Estado de México, el IMSS hizo un análisis técnico, en el que le dio un puntaje a cada uno de los licitantes. Birmex obtuvo el más bajo: apenas 7.5 puntos de 60 posibles. Los ganadores, dos empresas privadas, alcanzaron más de 54 puntos. 

En el rubro de capacidad de recursos humanos, de 10 puntos posibles, Birmex obtuvo 1.5, puesto que no acreditó que su personal tuviera más de un año de experiencia en el rubro de servicios logísticos. Tampoco demostró que sus operadores de transporte tuvieran licencia vigente de chofer ni los operadores de montacargas licencia vigente para operarlas. 

En capacidad de recursos económicos no demostró tener un ingreso anual superior al 20% del equivalente del monto máximo de su propuesta económica. Mientras que en capacidad de equipamiento, no tiene siquiera una capacidad total de carga de vehículos por día de 192 toneladas, el rango mínimo pedido por el IMSS en la licitación. 

Lee: En medio año, estados reciben solo 3% de medicinas oncológicas solicitadas para 2021

En cuanto a piso de almacenamiento (incluyendo áreas administrativas y comunes), no demostró tener ni el rango mínimo: 5 mil metros cuadrados. Birmex tampoco presentó un plan de trabajo en el que se plasmara la forma en la que proponía utilizar los recursos de los que dispone para prestar el servicio, por ejemplo, con planes de los embarques ordinarios o con los días aproximados de traslados para cada destino final. 

No presentó tampoco un organigrama de los recursos humanos necesarios para cumplir con las obligaciones del contrato. “No cumplir con estos subrubros evidencia la falta de capacidad técnica, así como la garantía de cumplimiento del contrato y la atención oportuna a los derechohabientes”, dice el análisis técnico del IMSS. 

En cuanto a la documentación para acreditar el cumplimiento de sus obligaciones en tiempo y forma en los contratos celebrados antes con dependencias o entidades, Birmex no presentó cartas o constancias expedidas por sus clientes. 

Los ganadores en la falsa promesa

Como Birmex no ha logrado tener la infraestructura ni los recursos para distribuir los insumos para la salud a nivel nacional, entonces tiene que depender de terceros. Este portal identificó, en una revisión en Compranet, que la empresa con mayoría de capital estatal tiene diversos contratos con compañías, como Transportes Refrigerados COVA, en este 2022, por 22 millones 500 mil pesos, por el servicio de distribución, recepción, resguardo, transportación y entrega de biológicos (red fría) y medicamentos (red seca). 

Esta empresa se dedica al transporte de carga general, con entregas en toda la República, en especial de medicamentos, alimentos congelados y materias primas para la industria farmacéutica y alimenticia.

En 2021, Birmex firmó contratos por un total de 49.4 millones de pesos con las empresas Marken Limited (especializada en servicios de mensajería y paquetería foránea), Grupo Health Care (un mayorista de medicamentos) y Almacenadora y Distribución Universal (dedicada a la logística de diversas mercancías).

Hasta 2018, la distribución de medicamentos la hacían empresas especializadas en esto, que además se encargaban de comprar a los laboratorios los medicamentos y ofrecían al gobierno todo el paquete completo. 

Pero el presidente López Obrador aseguró que había un monopolio de un puñado de empresas que se dedicaban a esta labor, concentraban mercado, provocaban subida de los precios y tenían prácticas de corrupción, por lo que se decidió que se haría por una parte la compra de los medicamentos directo a los laboratorios que los fabricaban y por otra la distribución, de la que se encargaría Birmex. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo El gobierno encargó a Birmex distribuir los medicamentos, pero no tiene los recursos para ello; el IMSS la reprobó en licitación apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.