Gobierno de Chile reconoce responsabilidad en esterilización forzosa de mujeres con VIH

·3  min de lectura

Chile reconoció su responsabilidad en el caso emblemático de violaciones de los derechos de las mujeres que viven con VIH y que fueron esterilizadas sin su consentimiento.

El presidente chileno, Gabriel Boric, emitió una disculpa pública. Ello como parte de un acuerdo resultante de un caso presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado chileno por Francisca, una mujer chilena que vive con el VIH. Ella fue esterilizada sin su consentimiento poco después de dar a luz en 2002.

Cuando Francisca, que entonces tenía 20 años, estaba embarazada le diagnosticaron VIH en una prueba prenatal rutinaria.

Francisca tomó todas las medidas indicadas para reducir al máximo el riesgo de transmisión vertical del VIH. Ella dio a luz a un bebé seronegativo en noviembre del año 2002. Sin embargo, al día siguiente del parto por cesárea, Francisca fue informada que el cirujano de turno había decidido esterilizarla durante el parto y sin su consentimiento.

Una organización llevo el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y documentaron relatos de mujeres chilenas con VIH. Señalaron que a menudo eran presionadas para que no quedaran embarazadas. Así como también para someterse a una esterilización quirúrgica.

NO PODÍA ABRAZAR NI BESAR A SU HIJO RECIÉN NACIDO

A una mujer identificada como Daniela, tras dar a luz, le dijeron que no podía abrazar ni besar a su hijo recién nacido porque le transmitiría el VIH.

Tras más de una década de litigio internacional, se firmó un acuerdo de solución amistosa con el Estado chileno. En este, el gobierno aceptaba su responsabilidad, se comprometía a reparar las violaciones y a tomar medidas para que este tipo de situaciones no volvieran a producirse.

“Acogemos con satisfacción el reconocimiento de responsabilidad internacional en este caso emblemático de violaciones de los derechos humanos que han sufrido las mujeres que viven con el VIH. Y su autonomía reproductiva durante mucho tiempo”, destacó Luisa Cabal, directora Regional de ONUSIDA para América Latina y el Caribe.

“Reivindica un camino de más de 10 años, tanto para Francisca como para las organizaciones que la acompañaron, en su búsqueda de justicia”.

ACABAR CON LAS DESIGUALDADES. ACABAR CON EL SIDA

En el 2009, el Centro de Derechos Reproductivos y la organización chilena Vivo Positivo llevaron el caso de Francisca a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

ONUSIDA interpuso en este caso con un amicus curiae (amigo de la corte), una intervención que informó a la Comisión Interamericana sobre las guías sanitarias. Así como las normas de derechos humanos que cada Estado debe seguir para respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las personas que viven con el VIH.

La Estrategia mundial contra el sida 2021-2026: “Acabar con las desigualdades. Acabar con el sida”. Se basa en la promoción de los derechos humanos, la igualdad de género y la dignidad, libre de estigma y discriminación. Esto incluye a todas las personas que viven con VIH y están afectadas por el VIH. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

ONU llevará a Sudáfrica y Brasil una innovadora inyección contra el VIH

Mujer se cura del VIH; pero el tratamiento se considera ‘demasiado arriesgado’

Científicos descubren una nueva variante del VIH altamente virulenta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.