El gobierno boliviano mantiene censo para el 2024 y Santa Cruz hará consulta propia

·2  min de lectura

La Paz, 3 ago (EFE).- El Gobierno boliviano informó este miércoles que mantiene para 2024 la realización del censo de población y vivienda, que estaba previsto en noviembre de este año, medida que ha sido rechazada por varios sectores como la región de Santa Cruz, que anunció que elaborará su propia consulta.

En una rueda de prensa, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, señaló que una comisión técnica del Instituto Nacional de Estadística (INE) sostendrá reuniones con los principales municipios del país para "dar cumplimiento a los acuerdos" a los que llegó el Gobierno con las gobernaciones y los alcaldes.

El propósito de estos encuentros es explicar el "detalle y alcance" del proceso censal a los entes municipales tras las reuniones que el presidente boliviano, Luis Arce, sostuvo anteriormente con gobernadores, alcaldes y rectores de las universidades públicas, apuntó.

"Vamos a operativizar los consensos" para la realización del censo, remarcó Cusicanqui.

Sobre el anuncio del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de que ese departamento realizará su propia consulta, el ministro afirmó que lo que pretenden en esa región es hacer "una encuesta" que toma simplemente "una muestra" estadística a diferencia del censo que busca conseguir información de la totalidad del país.

"Esa información que pretende recabar la Gobernación de Santa Cruz ya la hace el INE porque cada año hace la encuesta de hogares" y "este anuncio muestra una vez más la improvisación que hay", manifestó el ministro.

El líder opositor y gobernador de Santa Cruz señaló este martes que esa región va a "levantar" sus propios datos estadísticos para tener "la información que el centralismo no quiere dar a conocer".

Camacho presentó un proyecto de ley a la Asamblea Departamental de Santa Cruz para realizar una consulta que genere información referente a salud, educación, pobreza, vivienda y otras necesidades al margen del censo que impulsa el Gobierno.

A mediados del mes pasado, Bolivia decidió aplazar el censo que debía efectuarse el 16 de noviembre para mayo o junio de 2024.

El Gobierno argumentó de que se presentaron algunas dificultades a raíz de la pandemia, la socialización de la boleta censal, la elaboración de cartografías, entre otros aspectos.

Esa determinación ocasionó el rechazo de regiones como Santa Cruz, la más poblada y motor económico del país, que ha mostrado el interés en el censo puesto que de esos datos depende una nueva distribución de recursos fiscales y de asignación de representación política en el Parlamento.

Los representantes regionales cruceños consideraron que el censo debe efectuarse el próximo año como límite ya que el aplazamiento hasta 2024 implicaría que los datos se conozcan recién en 2025, gestión en la que están previstas las elecciones generales, por lo que la aplicación de las reformas estaría en manos de un próximo Gobierno.

Santa Cruz ya realizó una jornada de paro de actividades en demanda de la realización inmediata del censo y ha confirmado una medida similar para el 8 y 9 de este mes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.