Anuncios

Geri Halliwell acompaña a su asediado marido Christian Horner en el Gran Premio de Baréin

Gran premio de Baréin

SAKHIR, BAHRÉIN, 2 mar (Reuters) - Christian Horner y su esposa Geri Halliwell entraron el sábado en el paddock del Gran Premio de Baréin cogidos de la mano, en una muestra pública de unidad después de que el jefe del equipo Red Bull de Fórmula Uno fue absuelto de las acusaciones de mala conducta hacia una empleada.

Horner, de 50 años, y Halliwell, excantante de las Spice Girls, se mostraron tranquilos mientras se dirigían a la zona de invitados de Red Bull, donde se mezclaron con la gente a la vista de los fotógrafos y las cámaras de televisión.

Su aparición juntos en la carrera inaugural de la temporada se da después de que los medios de comunicación de la F1 y figuras clave del paddock recibieron el jueves un correo electrónico anónimo que contenía un enlace de Google Drive a supuestas pruebas presentadas en la investigación.

Entre los destinatarios figuraban el presidente del organismo rector del deporte, Mohammed Ben Sulayem, y el director ejecutivo de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, así como jefes de equipos rivales.

Una larga investigación llevada a cabo por un abogado independiente de la empresa matriz austriaca del equipo campeón, Red Bull GmbH, exculpó el miércoles a Horner de las acusaciones.

El jueves, después de que Horner fue absuelto, pero antes de que se enviara el correo electrónico, los jefes de equipo de Mercedes y McLaren, Toto Wolff y Zak Brown, pidieron al organismo rector de la Fórmula Uno que presione a Red Bull para que haya una mayor transparencia en la investigación.

Ben Sulayem declaró al Financial Times que la polémica era perjudicial para el deporte, pero que el organismo no tenía planes inmediatos de abrir su propia investigación.

(Editado en español por Javier López de Lérida)