Gazprom dice que Siemens Energy no puede mantener el Nord Stream 1 por las sanciones -Interfax

·2  min de lectura
El logotipo de Gazprom en la fachada de un centro de negocios en San Petersburgo

MOSCÚ, 31 ago (Reuters) - El director general de Gazprom, Alexei Miller, declaró el miércoles que las sanciones occidentales impiden a Siemens Energy llevar a cabo el mantenimiento regular de los equipos del gasoducto Nord Stream 1, informó la agencia de noticias Interfax..

Los equipos como las turbinas son necesarios para garantizar el buen transporte del gas. Su estado de reparación ha mantenido a los mercados del gas en alerta roja durante semanas, a medida que aumenta el temor en Occidente de que Rusia corte completamente el suministro a Europa durante los meses de invierno en que se registra la máxima demanda.

Gazprom ha aludido a los equipos defectuosos o con retrasos como la principal razón de la reducción de las entregas a través de Nord Stream. El Kremlin dijo el martes que solo las sanciones han impedido que Nord Stream 1 funcione en su totalidad.

"Nuestros adversarios han emitido tantos documentos de sanción que han creado una situación que podría llamarse confusión de sanciones", dijo Miller, según lo citó Interfax.

"Y hoy Siemens no tiene prácticamente ninguna posibilidad de realizar el mantenimiento regular de nuestros equipos de bombeo de gas. Siemens simplemente no tiene dónde llevar a cabo este trabajo".

Siemens Energy, que normalmente presta servicio a las turbinas, dijo anteriormente el miércoles que no participaba en los trabajos de mantenimiento que estaba llevando a cabo Gazprom en la estación de compresores.

Las últimas tareas de mantenimiento https://www.reuters.com/business/energy/new-russia-gas-halt-tighten-energy-screws-europe-2022-08-30/ han detenido el flujo de gas a través de Nord Stream 1 desde Rusia a Alemania hasta el 3 de septiembre.

Siemens Energy no hizo comentarios inmediatos sobre las declaraciones de Miller.

(Vladimir Soldatkin; información adicional de Christoph Steitz; Edición de David Goodman y Barbara Lewis; traducción de Flora Gómez)