RESUMEN-Gasto del consumidor EEUU supera estimaciones; pero el panorama es incierto

Por Lucia Mutikani
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un trabajador con máscara facial ordena los productos en un estante de un supermercado, en Manhattan, Nueva York, EEUU
FOTO DE ARCHIVO. Un trabajador con máscara facial ordena los productos en un estante de un supermercado, en Manhattan, Nueva York, EEUU

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 30 oct (Reuters) - El gasto del consumidor en Estados Unidos aumentó más de lo esperado en septiembre, pero una disminución en los beneficios para millones de desempleados y los rebrotes de coronavirus en todo el país podrían desacelerar la tendencia en el cuarto trimestre.

El informe del viernes del Departamento del Comercio también mostró que la inflación se mantuvo débil el mes pasado, lo que le permitiría a la Reserva Federal mantener las tasas de interés cerca de cero por un tiempo para ayudar en la recuperación de la recesión provocada por el COVID-19 a medida que se agotan los estímulos fiscales.

Más de 3 billones de dólares en ayuda gubernamental por la pandemia, que incluyó un subsidio semanal de beneficios por desempleo, generaron un crecimiento económico récord en el tercer trimestre.

El gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó un 1,4% el mes pasado después del alza de 1% en agosto. Economistas encuestados por Reuters esperaban un ascenso de 1% en la lectura.

Los consumidores incrementaron las compras de bienes como vehículos motorizados, vestimenta y calzado. También aumentaron el gasto en salud, clubes de membresía, desembolsos en centros deportivos, parques, teatros y museos. Aún así, el gasto se mantiene por debajo del nivel de principios de año, frenado por sectores como viajes aéreos y alojamiento en hoteles.

El dato fue incluido en el informe preliminar del Producto Interno Bruto para el tercer trimestre divulgado el jueves, que mostró que la economía repuntó a una tasa anualizada histórica de 33,1%. Eso se produjo tras la contracción del 31,4% en el segundo trimestre, la peor desde que el gobierno inició los registros en 1947.

Gran parte del gasto del último trimestre fue impulsado por miles de millones de dólares en transferencias del gobierno, incluido un subsidio de desempleo semanal de 600 dólares y un cheque único de 1.200 dólares para los hogares.

Pese al aumento más fuerte de lo esperado en el gasto del consumidor el mes pasado, la inflación siguió siendo benigna.

El índice de precios del gasto de consumo personal (PCE), excluidos los componentes volátiles de alimentos y energía, subió un 0,2% tras un alza de un 0,3% en agosto. En los 12 meses a septiembre, el llamado índice de precios PCE subyacente aumentó un 1,5% después de avanzar un 1,4% en agosto.

El índice PCE subyacente es la medida de alzas de precios favorita de la Fed para su objetivo de inflación de un 2%, que ahora es un promedio flexible.

El ambiente de inflación contenida fue resaltado por un informe del Departamento del Trabajo del viernes que mostró que el Índice de Costos de Empleo, una medida más amplia de costos laborales, subió un 0,5% en el tercer trimestre tras aumentar en el mismo margen en el período previo. Eso redujo la tasa de aumento interanual a 2,4% desde 2,7% en el segundo trimestre.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en Español por Manuel Farías)