Anuncios

Garrone: "‘Io Capitano’ es una película transversal"

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La película nominada al Oscar a mejor largometraje internacional “Io Capitano” ("Yo capitán") debuta este fin de semana en México, un país que despierta la curiosidad del director Matteo Garrone en cuanto a cuál será su reacción, pues al igual que sus protagonistas senegaleses, conoce de primera mano las dificultades que enfrentan los migrantes indocumentados en su lucha por buscar una vida mejor.

El filme le valió el premio de mejor director a Garrone y mejor actor joven a su protagonista Seydou Sarr en la más reciente edición del Festival de Cine de Venecia, además de ser elegida por el público como mejor película europea en el Festival de San Sebastián.

A diferencia de los noticieros, que suelen retratar a migrantes que arriban deshidratados y en shock, o en otros casos muertos, a las costas de Italia, “Io Capitano” presenta a los amigos adolescentes Seydou (Seydou Sarr) y Moussa (Moustapha Fall) desde que sueñan en convertirse en cantantes en su natal Senegal y al comenzar su travesía rumbo a Europa, una viaje que para el marfileño Mamadou Kouassi, en cuya historia está parcialmente basada la película, representó años de trayecto, cruzar desiertos y enfrentar prisiones ilegales y torturas.

Llegar al Mediterráneo tampoco garantiza su seguridad. De acuerdo con cifras de la Organización Internacional para las Migraciones, más de 29.000 inmigrantes han desaparecido en la zona.

“Vemos sólo la última parte, cuando llegan a Italia, lo que no vemos es lo que pasa antes”, dijo Garrone en entrevista por videollamada desde Nueva York. “Queríamos mostrar esta aventura desde el punto de vista de un héroe contemporáneo”.

“Es una travesía épica y queríamos darle al público la posibilidad de vivir una experiencia emocional a través de los ojos de Seydou. Por eso, decidimos contar la historia y decidimos contar la historia caminando juntos”.

La colaboración de Garrone con Kouassi se dio durante la realización del guion, coescrito por Garrone, Massimo Ceccherini y Massimo Gaudioso, y también en el set. El director también convocó a extras que eran inmigrantes reales. En el caso de Seydou y Moussa, buscó actores jóvenes y trató de mantenerlos apartados de la realidad de la migración para que ellos se sorprendieran a medida que avanzaba la historia.

“Hicimos un casting en Senegal, era importante encontrar a los actores ahí, porque podían ser más inocentes”, dijo el cineasta. “Comenzaron a trabajar en la película sin saber muy bien de qué se trataba, porque no les di el guion”.

Fall viene de una escuela de teatro y Sarr de una familia de actores. Al igual que sus personajes, ellos mismos soñaban con viajar al momento de comenzar el rodaje.

Garrone, director de filmes como “Dogman”, “Gomorra”, “L’imbalsamatore” adelantó que asistirá a la ceremonia de los Oscar del próximo domingo.

“Creemos que es muy importante para la película; estamos muy orgullosos de esta nominación”, apuntó.

Su deseo es que, gracias al foco internacional de los Premios de la Academia, sea vista por un público “mucho, mucho más grande”. Por ahora, ha comenzado a presentarla en algunos países de África y en escuelas de Italia y Francia para llegar a un público joven.

“Es una forma importante de sensibilizar a los jóvenes”, señaló. “Sé por experiencia, porque he estado ahí reunido con 1.000 estudiantes en Italia, lo sé, ellos me decían que pensaban que iba a ser aburrido: ‘Pensamos que nos íbamos a dormir y luego nos dimos cuenta que era algo que realmente te atrapa’”.

Aunque México conoce muy bien la migración de sus propios ciudadanos y el paso de inmigrantes de Latinoamérica y el Caribe rumbo a Estados Unidos, atestiguar lo que sucede en África en medio del desierto del Sahara y el desierto Libio no dejará a la gente indiferente.

“Espero que también en México sea una película para todos, transversal”, dijo Garrone. “Siento mucha curiosidad por la reacción que tendrá la película en México”.