Anuncios

Ganar juegos, respetar al fanático y que apoyen al equipo. Esa es la mentalidad del nuevo entrenador del Inter Miami

José A. Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com

El Inter Miami tiene un equipo lo suficientemente bueno para ganar los partidos.

Ese fue uno de los mensajes que envió el director deportivo del club Chris Henderson el viernes por la tarde luego de la salida del entrenador Phil Neville, el jueves.

Neville fue despedido después de dos temporadas y media en el cargo, la más reciente de las cuales tiene al club de Miami en el último lugar de la Conferencia Este con un récord de 5 victorias y 10 derrotas.

“Fue una decisión realmente difícil”, expresó Henderson.

“Inter Miami es un club ambicioso, tenemos un equipo competitivo, los resultados no han sido lo suficientemente buenos y necesitamos mejorar”.

Otro aspecto que parece haber influido en la destitución de Neville es el sentimiento de los fanáticos hacia el técnico inglés de 46 años.

Los seguidores del equipo, particularmente los más rabiosos y apasionados que componen La Familia, se habían enfadado con él en las últimas semanas.

Hubo crecientes llamadas en las redes sociales para que Neville fuera despedido a medida que se acumulaban las derrotas y las cosas se pusieron más feas en el revés del miércoles pasado 1-0 en casa ante los New York Red Bulls.

Luego de ese fracaso que colocó al club de David Bechman en el puesto 15 en su conferencia, los fanáticos desplegaron una pancarta que decía: “Neville fuera”.

También abuchearon a Harvey Neville, el hijo de Phil, cada vez que el lateral derecho tocaba el balón cuando entró como suplente al terreno.

Varias fuentes le dijeron al Miami Herald que el copropietario del equipo, Jorge Mas, se reunió con un grupo de fanáticos del Inter Miami el jueves para disculparse por lo mal que rumbo del equipo hasta ahora.

“Nuestra conexión entre nuestro personal, los jugadores y los fanáticos es de vital importancia”, comentó Henderson.

“Queremos continuar construyendo esa conexión y queremos mostrar que estamos tomando los pasos correctos para mejorar”.

El entrenador interino designado Javier Morales, un coach asistente del club que comenzó en la organización como técnico de la academia en 2019, se hizo eco de esa declaración.

“Lo que queremos empezar a lograr es que la gente venga al estadio y sienta que se puede identificar con el equipo”, declaró el entrenador argentino.

“Ya sea que obtengamos el resultado deseado o no al final de un juego, queremos que la gente se vaya a casa feliz de ser fanático del Inter Miami’’.

“Eso es lo que queremos: que la gente se sienta representada. No digo que no se haya hecho en el pasado, pero eso es lo que busco ahora como entrenador”.

Con 43 años, Morales rechazó las preguntas sobre cómo quiere que el Inter Miami juegue bajo su tutela a partir del partido contra D. C. United, el sábado en el DRV PNK Stadium de Fort Lauderdale.

Sin embargo, Morales fue un exmediocampista ofensivo durante su carrera por lo que parece posible que el Inter Miami se vuelva tácticamente más agresivo en el ataque de lo que había sido recientemente con Neville.

“Seguramente tengo una idea sobre el equipo que alineará el sábado y la forma en que me gustaría que juguemos”, aseguró Morales.

“He hablado con los jugadores sobre eso. Hay uno o dos cambios que podríamos hacer, pero la realidad es que estamos planeando el partido contra el D.C. United con muchas ganas y seguro que las cosas saldrán bien”.

Calificando este nombramiento como la “oportunidad de mi vida”, Morales supervisará al Inter Miami durante los próximos tres juegos.

Se desconoce si se quedará más tiempo que eso, aunque Henderson no quiso divulgar detalles sobre qué tipo de técnico está buscando el equipo.

Henderson incluso eludió una pregunta sobre si Gerardo “Tata’’ Martino, el entrenador argentino de alto perfil que recientemente expresó interés en regresar a la MLS, era un candidato.

“No quiero hablar de entrenadores específicos”, comunicó Henderson.

“Habrá un proceso de entrevistas, pero no voy a entrar en detalles. Eso es interno, dentro de nuestro club, entre nuestro grupo propietario y yo, y continuaremos ese proceso juntos como grupo”.

Independientemente del enfoque a largo plazo y de si el astro Lionel Messi es parte de él, la visión a corto plazo es romper la actual racha de cuatro derrotas en la liga.

El sábado contra D.C. United será la primera prueba de esta era posterior a Neville.

“Tenemos un equipo competitivo y suficientemente bueno como para ganar estos juegos”, finalizó Henderson.