La furia de una diputada con el sistema de sesión remoto: "Lo tiraría a la m..."

LA NACION
·2  min de lectura
Una diputada tuvo un exabrupto durante la sesión
Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Desde que se implementó la virtualidad, debido a la pandemia por coronavirus, las dificultades para hablar por videollamada se multiplicaron: usuarios que hablan al mismo tiempo, conexiones lentas y hasta personas que revelan que no estaban vestidas acorde a la reunión son algunas de las escenas repetidas.

Esta vez quedó grabada la curiosa reacción de una legisladora durante el debate en la Cámara de Diputados, cuando se preparaba una sesión maratónica que trataría el Impuesto a la Riqueza, entre otros temas.

El regreso de Raúl Castells, el piquetero de los golpes de efecto y las jugadas al límite

Sucedió justo cuando Álvaro González, vicepresidente primero del cuerpo, que reemplazó a Sergio Massa en la sesión, estaba nombrando a los diputados para conocer su votación. Mientras lo hacía, se escuchaban ruidos de interferencia de fondo y se advertía la incomodidad en el ambiente, debido a los problemas con el sistema de audio.

La bronca de una diputadaAntes de comenzar el debate, Diputados se encontró con problemas técnicos y con un inesperado insulto en el recinto.

"No, no me sale", se escucha que dice una diputada, pero no se logra identificar de quién se trata. La sesión continúa e inmediatamente interviene otro legislador, también entrecortado. En ese momento, se oye claramente: "La c... de su madre, lo tiraría a la m...". Si bien en un primer momento el recinto quedó en silencio, incrédulo ante la reacción, luego González siguió con sus tareas.

Impuesto a la riqueza: quiénes tendrían que pagar y las dudas que genera el proyecto de Máximo Kirchner

Vale recordar que los problemas técnicos en el Congreso son bastante habituales. En septiembre pasado, el entonces diputado del Frente de Todos, Juan Emilio Ameri (Salta), alegó que pensó que "se había interrumpido Internet" y protagonizó una escena sexual. Tras el episodio, el legislador renunció a su cargo.