Anuncios

Funcionario dice que la Fed está ganando contra la inflación

WASHINGTON (AP) — Un alto funcionario de la Reserva Federal declaró el martes que confía en que la inflación seguirá disminuyendo este año hasta alcanzar la meta de 2%, tras dos años de aumentos de precios que perjudicaron a millones de estadounidenses.

Christopher Waller, integrante de la junta de gobernadores del banco central estadounidense, señaló que la inflación está disminuyendo aun cuando el crecimiento y las contrataciones siguen sólidas, una situación que calificó como “casi lo mejor que puede haber”.

Los comentarios de Waller siguen a los de otros funcionarios de la Fed según los cuales la institución está encaminada a empezar a reducir su tasa de interés a corto plazo este año. En diciembre, los responsables del banco vaticinaron que reducirían las tasas tres veces este año. Los inversionistas en Wall Street y muchos economistas sospechan que la primera reducción vendrá en marzo.

“El progreso que he visto en la lucha contra la inflación, combinado con los datos disponibles sobre las condiciones económicas y financieras y mi apreciación, me han vuelto más confiado de lo que he estado desde 2021 de que la inflación está encaminada al 2%”, dijo Waller en comentarios por escrito a la Brookings Institution.

La inflación al consumidor, según la medida preferida por la Fed, aumentó a 7% a mediados de 2022 comparado con un año antes. El banco central respondió elevando las tasas de interés 11 veces desde marzo de 2022, a su mayor nivel en 22 años. La inflación anualizada cayó a 2,6% en noviembre, según la medida de la Fed.

Waller sugirió que la economía sigue creciendo a un paso mesurado, con un desempleo de 3,7%, apenas por encima de su mínimo de medio siglo, mientras que la inflación va cediendo.

“¿Perdurará esto?”, preguntó. “Al final, me siento confiado de que la economía puede continuar por su trayectoria actual”.

Waller evitó dar un cronograma de las posibles reducciones de las tasas de interés. Dijo que el momento y la magnitud de las reducciones dependerán de la inflación y demás datos económicos.

Además, notó un cambio en el enfoque de la Fed, de uno centrado en la lucha contra la inflación a uno más balanceado. El banco central, indicó, ahora tiene que esforzarse no solo en mantener baja la inflación sino también en mantener bajo el desempleo. Ese cambio sugiere que la Fed podría reducir las tasas rápidamente si la economía o las contrataciones disminuyen en los próximos meses.

“Hoy en día, considero que los riesgos a nuestras metas de empleo e inflación están estrechamente balanceados”, manifestó.