Cómo funciona la Cúpula de Hierro, el sistema de defensa antimisiles de Israel

·7  min de lectura
La Cúpula de Hierro en acción por los disparos de misiles desde Gaza
MOHAMMED ABED

WASHINGTON.- En medio de la escalada entra Israel y Hamas, el escudo antimisilesCúpula de Hierro israelí fue puesto a prueba por la ofensiva con misiles del grupo que gobierno la Franja de Gaza. Aquí algunas claves del sofisticado sistema defensivo.

¿Qué es la Cúpula de Hierro de Israel?

La Cúpula de Hierro es un sistema de defensa antiaéreo desarrollado por las empresas israelíes Rafael Advanced Defense Systems y Israel Aerospace Industries, con apoyo técnico y financiero de Estados Unidos.

El sistema fue puesto en funcionamiento en 2011 y está diseñado para interceptar cohetes de corto alcance y fuego de artillería como el disparado desde Gaza. Aparte, Israel cuenta con otros dos sistemas, conocidos como “Honda de David” y “Flecha” diseñados contra amenazas de mediano y largo alcance respectivamente, incluidos aviones, drones, cohetes y misiles.

El sistema defensivo de Israel se activó este martes en Ashdod
MENAHEM KAHANA

El sistema defensivo de Israel se activó este martes en Ashdod (MENAHEM KAHANA/)

La Cúpula de Hierro funciona con un sistema de radar y análisis para determinar si un cohete en vuelo es una amenaza, y solo dispara un interceptor si el proyectil amenaza con caer en una zona poblada o con infraestructura importante.

Los interceptores, que son lanzados verticalmente, ya sea desde una unidad móvil o desde un sitio de lanzamiento fijo, están diseñados para detonar el cohete enemigo en pleno vuelo, provocando explosiones en el cielo, que durante los recientes conflictos entre israelíes y palestinos suelen venir acompañadas de sirenas de advertencia para la población.

Esta semana, en declaraciones al periódico de derecha Israel Haymon, los funcionarios de defensa israelíes dijeron que el hardware no ha cambiado desde que el sistema se usó por primera vez, pero que se habían introducido cambios en el software que habían actualizado la capacidad operativa del sistema a lo largo del tiempo.

Moshe Patel, director de la Organización de Defensa de Misiles del Ministerio de Defensa de Israel, declaró que Cúpula de Hierro “tiene la capacidad de contrarrestar el ataque de misiles crucero, drones y mucho más, incluidas amenazas que todavía ni siquiera existen en el campo pero que probablemente surjan en los próximos meses.”

VIDEO | Imágenes devastadoras del conflicto entre Israel y la Franja de Gaza

Pero las voces críticas advierten desde hace tiempo que la Cúpula de Hierro sirve básicamente para prolongar el conflicto.

“Con el tiempo, la Cúpula de Hierro puede hacer más mal que bien”, escribió el politólogo israelí Yoav Fromer en un ensayo para The Washingotn Post, en 2014. “La capacidad del sistema Cúpula de Hierro para proteger a Israel de los esporádicos ataques con cohetes nunca eliminará el encono y el descontento que motivaron esa lluvia incesante de fuego en primer lugar.”

¿Qué tan efectivo es el sistema Cúpula de Hierro para detener ataques?

Los funcionarios israelíes y los contratistas de defensa dicen que el sistema ha impedido que miles de cohetes y artillería alcancen sus objetivos, con una tasa de éxito de más del 90%.

Algunos analistas de defensa, sin embargo, cuestionan esas cifras, y argumentan que los números de interceptación exitosa que maneja Israel no son confiables, y que los grupos que disparan cohetes y artillería desde Gaza, como Hamas y Yihad Islámica Palestina, ya se han adaptado al sistema.

La Cúpula de Hierro en acción en Ashkelon
JACK GUEZ

La Cúpula de Hierro en acción en Ashkelon (JACK GUEZ/)

“Ningún sistema de defensa antimisiles es perfectamente confiable, y menos contra una amenaza que evoluciona permanentemente”, escribió Michael Armstrong, profesor asociado de la Universidad de Brock que ha estudiado la efectividad del sistema, en una evaluación de 2018 para National Interest.

El martes, el Ejército israelí volvió a decir que el 90% de los cohetes que alcanzaron el espacio aéreo israelí fueron destruidos por el sistema Cúpula de Hierro. Según fuentes militares, desde el inicio del conflicto desde Gaza se dispararon unos 500 misiles.

Durante los conflictos recientes, el sistema defensa les cambió la vida a muchos israelíes, posibilitando altos grados de normalidad en el sur del país, que antes vivían bajo la amenaza constante de un ataque con cohetes.

Sus defensores en Israel dicen que el sistema ha eliminado la necesidad de enviar tropas a Gaza cada vez que hay conflicto, como ocurrió en 2008 y 2009.

El costo relativamente bajo del sistema —como solo dispara cuando hay riesgo para vidas humanas o infraestructura estratégica, se necesitan menos interceptores—, también lo hace atractivo para los gobiernos extranjeros, incluido el ejército de los Estados Unidos, que ya compró dos baterías para sí mismo.

Pero algunos israelíes dicen que el gobierno depende demasiado del sistema y no pone suficientes recursos en otras defensas, como los refugios antiaéreos.

Hamas disparo más de 500 misiles hacia Israel
Ariel Schalit

Hamas disparo más de 500 misiles hacia Israel (Ariel Schalit/)

“Las casas no son seguras y no es realista pretender llegar a los refugios del barrio, sobre todo cuando los bombardeos son constantes”, declaró Guy Mann, vecino en Ascalón, a la Radio del Ejército de Israel, después de que su edificio fuera alcanzado por un cohete, el martes. “Dependemos enteramente de Cúpula de Hierro y de la suerte.”

¿Qué tipo de cohetes disparan desde Gaza y hasta qué punto son un problema para la Cúpula de Hierro?

Aunque el sistema está en funcionamiento desde hace una década, en épocas de tensión los grupos palestinos siguen disparando cohetes contra Israel. E incluso tomando por válidas las tasas de efectividad más altas del Cúpula de Hierro, algunos proyectiles igual pueden impactar en áreas pobladas.

Los expertos que estiman los arsenales de armas de Hamas y de la Jihad Islámica dicen que esos grupos pueden tener decenas de miles de cohetes, por lo general fabricados con un poco de explosivos, una carcasa de metal, y poca cosa más.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En apenas una hora del martes por la tarde, más de 200 cohetes alcanzaron el sur de Israel, incluida la ciudad costera de Ashkelon, al norte de Gaza, según informes de los medios israelíes. Según las autoridades, dos residentes de Ashkelon murieron y otros tres debieron ser hospitalizados a causa de las heridas.

Hamas y la Jihad Islámica, ambos clasificados por Estados Unidos como grupos terroristas, al principio recibieron ayuda y asesoramiento de Irán y otros aliados, y suministros de guerra contrabandeados a través de la frontera egipcia. Ahora, sin embargo, gran parte del trabajo de fabricación de los cohetes puede ser realizado a nivel local por expertos palestinos.

“Lo que necesitan es mínimo”, declaró en 2019 a The Wasington Post Yaakov Amidror, un general de división retirado y exasesor de seguridad nacional israelí. “Ya tienen la capacidad y los conocimientos a nivel local.”

Alrededor de 2001, durante la segunda intifada, Hamas empezó a producir un cohete llamado Qassam. Al principio los cohetes tenían un alcance de solo 3 o 4 kilómetros, pero las versiones posteriores, como el “Qassam 3”, tienen un alcance aproximado de casi 16 kilómetros.

Algunos cohetes han llegado incluso mucho más lejos: en 2019, el ejército israelí informó de un cohete palestino que había impactado en una casa cerca de Tel Aviv y que tenía un alcance de 140 kilómetros. Según el informe de los militares, ese cohete casero había herido a siete personas.

La Cúpula de Hierro, en acción por los disparos desde Gaza
MAHMUD HAMS

La Cúpula de Hierro, en acción por los disparos desde Gaza (MAHMUD HAMS/)

Los cohetes de poco alcance también son una amenaza, ya que el Cúpula de Hierro es menos efectivo a distancias menores a 5 kilómetros, dijo en 2019 Michael Herzog, un general de brigada retirado de las Fuerzas de Defensa de Israel y actual miembro del Washington Institute.

Aunque las armas lanzadas desde Gaza son a menudo toscas y muchas de ellas no cuentan con sistemas de direccionamiento, tienen una gran ventaja frente a Cúpula de Hierro: su cantidad inagotable y su bajo costo. Mientras que un cohete cuesta apenas unos cientos de dólares, cada interceptor cuesta alrededor de 80,000 dólares, según informes de la prensa israelí.

The Washington Post

Traducción de Jaime Arrambide

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.