El fuerte impulso en el mercado laboral merece respeto, en lugar de indiferencia

·2  min de lectura
Rob Wile/Miami Herald

El informe mensual sobre el empleo en Estados Unidos es el Rodney Dangerfield de las estadísticas económicas. Se le respeta poco, pero tiene una gran e importante audiencia.

En los buenos tiempos, los datos sobre el empleo son ridiculizados como “un indicador rezagado”, como si por captar lo que era el mercado laboral debiera ser desechado por la bolsa de valores en declive. En los malos tiempos, la información sobre el empleo confirma los tiempos difíciles o se rechaza por obsoleta.

Es probable que el informe sobre el empleo de mayo se descarte aunque muestre que los estadounidenses siguen encontrando empleo y que las empresas siguen creando nuevos puestos. El mercado de valores está de mal humor. Está convencido de que la lucha de la Reserva Federal contra la inflación no solo frenará la economía, sino que desencadenará una recesión.

“Una recesión en 2022 no es mi caso base”, me dijo la semana pasada Raphael Bostic, presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta. “Hoy hay mucho impulso en la economía”.

Y señaló el mercado laboral como evidencia.

En el último año se han creado más de medio millón de empleos al mes. Esto supone el triple del promedio mensual de 2019, antes de que comenzara la pandemia del coronavirus. Del mismo modo, tras el final de la Gran Recesión, hace más de una década, el mercado laboral cojeaba. Tenía un promedio de solo 160,000 nuevos empleos al mes.

“Desde cualquier punto de vista, eso es en una economía increíblemente potente y fuerte que avanza”, dijo Bostic.

El informe sobre el mercado laboral de mayo se publicará este viernes. Incluso una desaceleración de la contratación seguiría representando un mercado laboral en auge.

No ha recuperado todos los empleos perdidos en las primeras semanas de la pandemia en la primavera de 2020. Es probable que eso llegue en algún momento del verano. Y un repunte de la tasa de desempleo puede ser una señal de alivio de la presión sobre las ajustadas condiciones del mercado laboral en lugar de una señal de advertencia de una recesión en ciernes.

Los datos sobre el empleo reforzarán los esfuerzos de la Reserva Federal por frenar la inflación subiendo su tasa de interés objetivo a corto plazo. Y esa estrategia es respetuosa en tanto el mercado laboral siga creciendo.

Tom Hudson presenta “The Sunshine Economy” en WLRN-FM, donde es vicepresidente de noticias. Twitter: @HudsonsView

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.