Anuncios

Francia Márquez no puede entrar al departamento donde nació por inseguridad

Bogotá, 21 mar (EFE).- La vicepresidenta colombiana, Francia Márquez, no puede entrar al convulso departamento del Cauca (suroeste), del que es oriunda, porque no tiene garantías de seguridad, denunció este martes el fiscal general, Francisco Barbosa.

"Me dijo que estaba muy preocupada por su situación personal, que nadie le garantizaba la seguridad: fue a la Policía, que no la quieren cuidar, y fue a la UNP (Unidad Nacional de Protección), que tampoco la quieren cuidar", dijo Barbosa durante el foro "El Estado de la Justicia en Colombia", realizado en la Universidad Externado de Colombia, en Bogotá.

El funcionario señaló que la vicepresidenta le dijo que "no tiene garantías de seguridad para entrar al Cauca".

"Eso es noticia y es importante que el país lo sepa. Francia Márquez nos informó que no tenía garantías de seguridad para entrar al Cauca y que la UNP y la Policía le enviaron una comunicación por escrito diciendo que no le garantizaban la seguridad", añadió.

Por ello, el fiscal sugirió a la vicepresidenta que se acerque a la Policía y a la UNP para conseguir "la protección".

"Es nuestra vicepresidenta y tenemos que protegerla", recalcó Barbosa.

DENUNCIA DE ATENTADO

El 10 de enero pasado, Márquez denunció el hallazgo de un "artefacto con más de 7 kilos de material explosivo" en la vía que conduce a su residencia familiar en el municipio de Suárez, en el Cauca.

La ahora vicepresidenta y entonces activista tuvo que salir huyendo de Suárez en 2014 después de recibir una llamada en la que la amenazaron con que era hora de "ajustar cuentas" por su activismo y labor de denuncia, especialmente contra la minería que existe en su territorio natal.

Pero los atentados y amenazas no acabaron cuando dejó Suárez, y por el contrario aumentaron cuando entró en la carrera política.

Antes de la segunda vuelta de las elecciones del año pasado, en un acto de cierre de campaña, el equipo de seguridad de Márquez la tuvo que bajar del escenario después de que un láser verde la apuntara mientras daba un discurso.

Además de las amenazas, la vicepresidenta también ha sufrido insultos y calificativos racistas por ser la primera mujer y la primera afrodescendiente en ser la número dos del Ejecutivo de Colombia.

El Cauca es uno de los departamentos más convulsos de Colombia por ser un territorio en el que operan el Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidentes de las FARC y bandas criminales dedicadas principalmente al narcotráfico.

(c) Agencia EFE