1 / 33

Vista de la tierra de Marte desde el robot Curiosity, el 9 de agosto de 2012

El robot Curiosity de la NASA se tragó su primera cucharada de tierra de Marte a fin de analizar su composición mineral y halló objetos brillantes que, según algunos expertos, tienen origen humano y vienen del propio robot, informó el jueves la agencia estadounidense. (NASA/JPL-Caltech/Malin SSI/AFP/Archives | )

Marte no deja de sorprendernos

El robot Curiosity estudiará unas pequeñas partículas brillantes que ha

encontrado durante sus primeras excavaciones en Marte, que inicialmente

se creyó que podrían ser restos de cables, informaron científicos de

la NASA. Al recoger su primera muestra de suelo marciano a principios de octubre,

el robot dejó al descubierto un pequeño objeto brillante, que despertó

la curiosidad de los científicos. Entre las hipótesis que barajaron fue que podía tratarse de un resto de

cable de la nave en la que fue transportado el robot hasta Marte el

pasado agosto o del propio Curiosity. Sin embargo, el interés es aún mayor después de que tras las dos

siguientes excavaciones en la zona hayan aparecido más partículas

brillantes. "No podemos descartar que sean algo hecho por el hombre, pero no creo que lo sean", señaló el director del proyecto Curiosity del Laboratorio de Propulsión a

Chorro de la NASA, Richard Cook, junto a John Grotzinger, científico el

Instituto Tecnológico de Pasadena (California). (EFE)