Se forma depresión tropical y los expertos pronostican que se convertirá en el huracán Hermine. La Florida en el cono de la trayectoria

·5  min de lectura

Una depresión tropical se formó el viernes por la mañana en las cálidas aguas del Mar Caribe, un sistema que, según pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (NHC), se fortalecería notablemente y tocaría tierra en algún lugar de la Florida aproximadamente el miércoles, potencialmente como un huracán de Categoría 2.

Exactamente dónde tocaría tierra es la gran pregunta y preocupación, ya que casi toda la península estaría en riesgo. El primer cono de preocupación apunta a cerca de Fort Myers, pero los expertos advierten que la trayectoria inicial podría cambiar.

El NHC pronostica que la depresión tropical nueve se fortalecerá hasta convertirse en tormenta tropical en algún momento del viernes. Si sobrepasa a otros sistemas en el Atlántico, entonces se llamaría Hermine.

Se forma depresión tropical nueve y los expertos pronostican que se convertirá en el huracán Hermine.
Se forma depresión tropical nueve y los expertos pronostican que se convertirá en el huracán Hermine.

Un avión cazahuracanes de la Reserva de la Fuerza Aérea tiene programado volar sobre la depresión el viernes por la tarde para recopilar información que ayude a definir mejor el pronóstico de su trayectoria.

En la trayectoria actual, el sur de la Florida podría enfrentar vientos que comenzarían a intensificarse el martes por la noche, aunque todo podría cambiar. A cinco días de distancia, el cono de error del NHC es de casi 200 millas de ancho, y el pronóstico de dónde el centro de la tormenta tocaría tierra, podría cambiar en los próximos días.

Jeff George, director de la red de emergencia de estaciones de radio públicas de la Florida, le pidió a los floridanos que estén al tanto del pronóstico.

“La incertidumbre persiste en el pronóstico a largo plazo de la trayectoria, y los residentes de la costa del Golfo de México deben permanecer alertas”, tuitió George.

QUE INDICAN LOS MODELOS DE ESPAGUETTI

El viernes por la mañana, la depresión tropical nueve todavía luchaba contra los remanente de los vientos de cizalla que dejó al huracán Fiona a su paso por el Caribe a principios de esta semana. Según los expertos, esto impediría que se convirtiera en tormenta tropical un poco más de tiempo, quizás hasta la noche del viernes.

El parte de las 11 a.m. del NHC la sitúa a unas 515 millas al este-sureste de Kingston, Jamaica, y a unas 1,015 millas al este-sureste de La Habana, Cuba. Tiene vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (mph) y se desplaza hacia el oeste-nortoeste a razón de 14 mph.

Se vaticina que el sistema se moverá en dirección al oeste en el Caribe durante este fin de semana como tormenta tropical, hasta cerca del lunes cuando, de acuerdo con los meteorólogos, encontraría una de las mejores posibilidades para fortalecerse: una gran masa de aguas calientes, vientos de cizalla bajos y condiciones favorables para su formación.

El pronóstico más reciente de la agencia sugiere que estas condiciones podrían hacer que la depresión se convierta en huracán de Categoría 2, con vientos de 110 mph cuando atraviese Cuba y se encamine a la Florida, donde se proyecta aumentaría a Categoría 3, con vientos de 115 mph.

La actualización de las 11 a.m. situó el rumbo cerca de la Florida un poco hacia el oeste. Sin embargo, el análisis podría cambiar en los días venideros y toda la península estaría bajo un riesgo potencial.

Pero, exactamente qué fuerza podría tener Hermine depende mucho de dónde y cuándo alcance estas favorables condiciones, escribió en Twitter Tomer Burg, estudiante de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Ohio.

“La intensidad de la tormenta tropical 9 también dependerá de su trayectoria”, escribió Burg. Un rumbo más hacia el este y una curva más rápida hacia el noreste quiere decir que pasó menos tiempo en la zona de fortalecimiento y que su intensidad sería menor.

Jackson Dill, meteorólogo de WSVN, señaló que los dos modelos más grandes indican que hay trayectorias diferentes luego que la tormenta se acerque a Cuba. El modelo europeo contempla una tormenta más rápida que se movería más cerca del sur de la Florida, mientras el modelo GFS pronostica un desplazamiento más lento que la llevaría hacia el norte del estado.

Hasta ahora no hay alertas ni advertencia para esta depresión, pero el centro advirtió que Jamaica y las Islas Caimán deberían vigilar de cerca el progreso de la tormenta. Por el momento, se cree que ambos países podrían registrar un acumulado de entre cuatro y ocho pulgadas de lluvia, y hasta un pie en algunas áreas.

Los expertos dijeron que tanto la zona oeste como la zona central de Cuba podrían recibir más precipitaciones, entre seis y 10 pulgadas y hasta 14 pulgadas en otras partes.

OTROS SISTEMAS EN EL ATLANTICO

Aunque todos los ojos están puestos en Hermine, hay otros cuatro sistemas que los meteorólogos están vigilando en la cuenca del Atlántico:

Una de ellas, una perturbación cerca del oeste de África, se convirtió en depresión tropical el viernes por la mañana. Según el boletín de las 11 a.m. del NHC, el sistema estaba a unas 305 millas al este-noroeste de las Islas de Cabo Verde, y tiene probabilidades de ser de corta duración.

La otra onda tropical, en el Atlántico central, se encuentra a varios cientos de millas al oeste-suroeste de las Islas de Cabo Verde y tenía un 20 por ciento de posibilidades de desarrollo en las próximas 48 horas y otro 30 por ciento de formación en los próximos cinco días.

Los expertos siguen vigilando de cerca al huracán Fiona, que se cree será “un poderoso ciclón postropical con vientos con fuerza de huracán cuando se acerque y avance sobre Nueva Escocia” el viernes por la noche y el sábado por la mañana. De igual modo, el NHC dijo que no se debe perder de vista a la tormenta tropical Gaston, que estaba afectando el extremo oeste de las Islas Azores el viernes por la mañana.

Traducción de Jorge Posada