Un fiscal sostuvo que la denuncia del Gobierno contra Marcelo D’Alessandro debe investigarla la justicia porteña

Marcelo D'Alessandro se tomó licencia de su cargo de ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad después de la filtración de comunicaciones suyas
Marcelo D'Alessandro se tomó licencia de su cargo de ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad después de la filtración de comunicaciones suyas - Créditos: @Hernán Zenteno

El fiscal penal Marcelo Solimine dictaminó este lunes que la denuncia presentada la semana pasada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, contra el titular de la cartera de Seguridad y Justicia porteña, Marcelo D’Alessandro, por supuestos delitos de corrupción debe ser investigada por la justicia porteña.

Solimine señaló que los delitos denunciados forman parte de aquellos cuya competencia le fue transferida por la Nación a la justicia de la Ciudad.

Interna kirchnerista: Juan Zabaleta desplazó a cuatro funcionarios de La Cámpora

El viernes pasado, Soria acusó a D’Alessandro de haber cometido una serie de delitos que incluyen el cohecho, el enriquecimiento ilícito, las negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública y las exacciones ilegales. Le adjudicó haber intervenido en la “concesión del servicio de grúas, las licitaciones para la destrucción de chalecos antibalas de la Policía de la Ciudad y otros posibles hechos de corrupción”.

Según informó el sitio oficial Fiscales, la denuncia le tocó al juzgado penal de Martín Peluso, con intervención de la fiscalía de Solimine, que le pidió a Peluso que se declarara “incompetente en razón de la materia” y remitiera las actuaciones a la justicia porteña.

“Los delitos trasferidos [a la justicia de la Ciudad] son -entre otros- todos en los que encuentran subsunción los hechos denunciados que le son imputados a Marcelo D’Alessandro en su carácter de funcionario de alta jerarquía del Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en los que la misma denuncia los encuadra”, afirmó el fiscal.

La semana pasada, Soria anunció que denunciaba al ministro siguiendo instrucciones del Presidente. Sostuvo que de confirmarse una serie de revelaciones periodísticas, se “demostraría una connivencia escandalosa entre el funcionario del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con altos funcionarios judiciales, exdirectivos del Servicio de Inteligencia del Estado Nacional y concesionarios de servicios públicos, incompatibles con un Estado de Derecho”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la denuncia, el Gobierno pidió indagar en “el presunto ‘arreglo’ de licitaciones para la destrucción de chalecos antibalas de la Policía de la Ciudad por parte del Ministro porteño denunciado y la exsubdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri, Silvia Majdalani”.

La denuncia presentada por Soria fue presentada luego de que el ministro de Justicia y Seguridad porteño anunciara, la semana pasada, que se tomaba una licencia “temporaria”, tras las nuevas filtraciones de presuntos chats privados suyos.