Fiscal de Indiana investigará a médica que brindó servicios de aborto a víctima de violación de 10 años

·4  min de lectura

El fiscal general de Indiana, Todd Rokita, dice que su oficina planea investigar a una médica que atendió a una víctima de violación de 10 años que cruzó las fronteras estatales para abortar.

La Dra. Caitlin Bernard, obstetra y ginecóloga en Indiana, le informó a los medios de comunicación a principios de este mes que un colega en Ohio se puso en contacto con ella en busca de ayuda para su paciente de 10 años tres días después de que el estado prohibiera el aborto a raíz del fallo de la Corte Suprema sobre Roe vs. Wade.

La niña tenía seis semanas y tres días de embarazo, según la Dra. Bernard. La ley de “latidos cardíacos fetales” de Ohio, promulgada horas después del fallo de la Corte Suprema que eliminó el derecho constitucional a la atención del aborto el 24 de junio, prohíbe los abortos aproximadamente a las seis semanas de embarazo, sin excepciones por violación o incesto.

La policía fue alertada de una remisión de los Servicios Infantiles del Condado de Franklin hecha por la madre de la niña el 22 de junio, según el testimonio durante la lectura de cargos a Fuentes el 13 de julio, según informó Columbus Dispatch.

El 30 de junio, la niña abortó en Indianápolis, Indiana. El aborto está prohibido en Indiana después de las 22 semanas de embarazo, con algunas excepciones por emergencias médicas.

Rokita le contó a Fox News en una entrevista el miércoles por la noche que su oficina había iniciado una investigación sobre las acciones de la médica.

“Reunimos la evidencia en este momento, y vamos a luchar contra esto hasta el final, incluso revisar su licencia si no se presentó. Y en Indiana es un crimen… no informar intencionalmente”, le comentó Rokita al presentador de Fox News, Jesse Watters, el miércoles.

“Se trata de una niña, y existe un gran interés público en comprender si alguien menor de 16 o menor de 18 años, o en realidad cualquier mujer, aborta en nuestro estado”.

Gerson Fuentes, de 27 años, de Columbus, Ohio, fue arrestado el 12 de julio y acusado de violar a la niña.

El Fiscal General de Indiana dijo que va a “luchar contra esto hasta el final” (Facebook)
El Fiscal General de Indiana dijo que va a “luchar contra esto hasta el final” (Facebook)

Watters usó su programa para poner en duda la historia durante gran parte de la semana pasada, la llamó “desinformación políticamente cronometrada” y sugirió de forma abierta que era un “engaño” el 11 de julio.

Durante su transmisión con Rokita el 13 de julio, Watters inexplicablemente se atribuyó el mérito de que “se hiciera justicia” tras el arresto de Fuentes por el crimen y luego criticó a la Dra. Bernard por cómo manejó la situación. Al mostrar su foto en la pantalla, Watters incluso llegó a argumentar que la médica debería enfrentar cargos penales.

Su descarado giro en U avivó la indignación en las redes sociales, donde lo acusaron de difundir una “difamación vergonzosa”.

“Jesse Watters no tiene vergüenza ni alma”, escribió un usuario de Twitter.

Muchos le pidieron que se retractara de sus declaraciones anteriores, emitiera una disculpa o renunciara.

“¿Cuándo se disculpará oficialmente con la familia de la niña de 10 años que fue violada y embarazada y a quien acusó de mentir?” preguntó otro.

Además de Watters, muchas otras personalidades y medios de comunicación de derecha se apresuraron a socavar el caso, pusieron en duda su veracidad y acusaron a los informes de noticias de participar en una campaña de desinformación para preservar el derecho al aborto, mientras atacaban la legitimidad de la Dra. Bernard.

En su programa de Fox News del 12 de julio, Tucker Carlson afirmó que el caso “no era cierto”.

El fiscal general republicano de Ohio, Dave Yost, quien presentó una moción para disolver la orden judicial que bloqueó la ley antiaborto del estado minutos después del fallo de la Corte Suprema, afirmó en el programa que no había “el más mínimo indicio de que esto había ocurrido allí”.

También le dijo a USA Today que el caso es “más probable” que sea una “fabricación”.

Jesse Watters argumentó que la médica debería enfrentar cargos legales (Associated Press)
Jesse Watters argumentó que la médica debería enfrentar cargos legales (Associated Press)

El consejo editorial del Wall Street Journal el 12 de julio calificó el caso como una “historia poco probable de una fuente sesgada que se ajusta perfectamente a la narrativa progresista, pero que no se puede confirmar”.

El editorial menciona al sitio web PJ Media y a su escritora Megan Fox, cuyas dudas sobre la existencia del caso se viralizaron entre los usuarios de derecha en las redes sociales.

Celebró su aparición en Fox News y luego escribió que el caso “ahora debería colocarse en la categoría de engaño”.

La semana pasada, la Dra. Bernard le dijo a The Independent que la niña en el centro del caso “no está sola”.

“Estas son, por desgracia, las consecuencias reales de la prohibición del aborto”, declaró. “Todos los estados tienen personas embarazadas que necesitan servicios de aborto, en las circunstancias más extremas y en las circunstancias más comunes, y todas merecen tener acceso a servicios integrales de salud reproductiva en el estado en el que viven”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.