Anuncios

La Fiscalía de Sonora investiga la desaparición de madre buscadora en noroeste de México

Arivechi (México), 24 may (EFE).- La Fiscalía General de Justicia de Sonora, noroeste de México, confirmó este miércoles que ha iniciado una carpeta de investigación por la desaparición de Yessenia Guadalupe Durazo Cota, integrante del colectivo Madres Buscadoras, quien rastreaba a su marido desaparecido por grupos criminales.

A través de sus redes sociales oficiales, Cecy Patricia Flores Armenta, líder del colectivo Madres Buscadoras, lanzó el llamado de auxilio a las autoridades y pidió clemencia a los delincuentes que “levantaron” a su compañera de búsqueda.

“Las Madres Buscadoras de Sonora le rogamos piedad a quienes se llevaron a Yesenia y les suplicamos que la liberen con vida. Ella no es un peligro para nadie, solo busca paz; prometemos olvidar, prometemos que cuando podamos abrazarla de nuevo nunca buscaremos justicia“, escribió la líder del colectivo.

El "levantón" es una práctica habitual de los carteles de la droga mexicanos que consiste en capturar a una o varias personas sin exigir rescate a cambio. A menudo, las víctimas aparecen muertas días después.

En una entrevista para EFE, Flores narró que la noche del domingo Yessenia estaba hablando por teléfono afuera de su casa en Arivechi, un pueblo de la sierra en Sonora, cuando hombres armados a bordo de una camioneta llegaron y se la llevaron por la fuerza y hasta ahora no se sabe nada de ella.

Yessenia se unió al colectivo Madres Buscadoras en 2020, para buscar a su marido quien también fue “levantado” y desaparecido sin dejar rastro.

En tanto, la Fiscalía de Sonora en conjunto con la Mesa de Seguridad y la Comisión de Búsqueda, detallaron que investigan la denuncia presentada el pasado martes 23 de mayo “por probable privación ilegal de la libertad de Yesenia Guadalupe, de 33 años, registrada el domingo 21 en Arivechi”.

De acuerdo con datos de las autoridades, en la denuncia de familiares se expuso que se perdió contacto con la integrante de un colectivo de búsqueda, el pasado domingo, cuando salió a la plaza hablando por teléfono celular con una amiga de Hermosillo.

“Al no volver a contactarla, decidieron acudir a denunciar el martes”, dicta el informe oficial preliminar de los hechos, difundido por la Agencia Ministerial de Investigación Criminal.

México superó hace un año la cifra histórica de más de 100.000 desaparecidos desde que hay registro, la mayoría de ellos hombres y víctimas del crimen organizado.

Ante la insuficiente acción del Estado, la mayoría de quienes buscan a estos desaparecidos son sus progenitoras, conocidas como "madres buscadoras".

Actualmente las madres buscadoras de Sonora tienen un registro de más de 7.000 personas desaparecidas, de las cuales más de 2.000 han sido encontradas sin vida en fosas clandestinas.

En 2022, según cifras del Gobierno mexicano, fueron asesinadas 5 activistas buscadoras de personas desaparecidas.

(c) Agencia EFE