Fiscalía de Nuevo León catea casa de gerente del motel Nueva Castilla

·2  min de lectura

MONTERREY, NL., septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, realizaron una diligencia de cateo en el domicilio de la gerente del motel Nueva Castilla, en la cual localizaron y aseguraron dos teléfonos celulares, una memoria USB y una memoria de micro SD.

El operativo se llevó a cabo como parte de una carpeta de investigación por Falsedad en declaraciones y en informes dados a una Autoridad Ministerial, con relación al caso de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa.

Informó la Fiscalía General de Justicia del Estado que en cumplimiento de una orden de cateo autorizada por un juez de control y de juicio oral penal en el estado, la diligencia inició el martes a las 21:30 horas en un domicilio localizado en avenida Cordillera de los Andes, de la colonia Paseo de los Andes, en el municipio San Nicolás de los Garza.

---Ex gerente de motel Nueva Castilla investigada por falsedad en declaraciones

La acción ministerial, tiene lugar en seguimiento de la investigación del delito de Falsedad en declaraciones y en informes dados a una Autoridad Ministerial, en contra de una mujer de 51 años de edad, que se desempeñaba como gerente del motel Nueva Castilla, donde el 21 de abril de este año por la tarde, fue localizado en el fondo de una cisterna, el cuerpo sin vida de quien horas después se confirmó oficialmente que correspondía a la joven estudiante universitaria, Debanhi Susana Escobar, reportada como desaparecida el nueve de abril después que la noche anterior había salido a divertirse con unas amigas.

Agregó la Fiscalía General que durante el cateo fueron localizados un teléfono celular de color negro, otro aparato celular con mica color azul, que fueron asegurados a una menor que habita en la mencionada vivienda, así como una memoria USB , una memoria de micro SD, una cámara de grabación y una memoria de micro SD 64G.

Cabe mencionar que el pasado 23 de agosto, la Fiscalía informó sobre otro cateo realizado el 19 del mismo mes, en un domicilio ubicado en la calle John F. Kennedy de la colonia Moisés Sáenz, en el municipio de Apodaca, vivienda de la recepcionista del Motel Nueva Castilla, quien estaba siendo investigada por los delitos de encubrimiento y equiparable a falsedad de declaraciones en informes dados a una autoridad.

En el operativo fueron aseguradas cuatro memorias USB, ocho teléfonos celulares y una computadora Laptop.

Ambos cateos se dan en seguimiento de las investigaciones sobre el caso Debanhi, ya que inicialmente el personal encargado y dueños del motel Nueva Castilla aseguraron a las autoridades que no contaban con videos sobre la presencia de la joven universitaria en el mencionado establecimiento, ya que el equipo que tenían instalado era simplemente de monitoreo, lo cual se evidenció que era falso, pues el motel contaba con más de 15 cámaras que permitieron la obtención de más de 40 videos.