Fiscalía de Los Ángeles declara inocente y libera a hombre que pasó 33 años en prisión

·2  min de lectura

Los Ángeles, 25 may (EFE).- Daniel Saldaña, quién fue condenado en a 45 años de prisión por un crimen que no cometió, fue exonerado y dejado en libertad después de pasar 33 años tras las rejas, informó este jueves la Fiscalía de Los Ángeles.

Saldaña fue acusado por un hecho ocurrido el 27 de octubre de 1989, cuando seis estudiantes de secundaria viajaban en un vehículo en el condado de Los Ángeles y fueron baleados por unos sospechosos que los confundieron con pandilleros. Dos de los estudiantes resultaron heridos pero se recuperaron.

El 3 de enero de 1990, Saldaña y otras dos personas fueron acusadas de seis cargos de intento de asesinato y un cargo de disparar contra un vehículo ocupado.

Para cuando fue enjuiciado Saldaña tenía 22 años y trabajaba a tiempo completo como obrero de la construcción.

El hispano fue hallado culpable y sentenciado a 45 años en una prisión estatal. En 2017, sus abogados lograron probar en una audiencia de libertad condicional que él no estaba en el lugar en el momento del tiroteo pero el fiscal de ese entonces no reabrió el caso.

En febrero pasado, la Junta de Audiencias de Libertad Condicional del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California​ (CDRC) proporcionó una copia de la transcripción de la audiencia de 2017 a la Fiscalía de Los Ángeles, que inició una investigación y determinó que Saldaña era inocente.

En una conferencia de prensa este jueves, el fiscal de Los Ángeles, George Gascón, dijo que “como fiscales, nuestro deber no es simplemente obtener condenas, sino buscar justicia. Cuando alguien es condenado injustamente, es una falla de nuestro sistema de justicia y es nuestra responsabilidad corregir ese error”.

Agregó que “no solo es una tragedia obligar a las personas a estar en prisión por un crimen que no cometieron, sino que los verdaderos responsables todavía están ahí afuera para cometer más crímenes”.

Saldaña estuvo presente en la conferencia con su familia y el abogado Mike Romano, director del proyecto Three Strikes de la Universidad de Stanford, quién le ayudó en su caso.

“Es decepcionante saber que un fiscal de distrito adjunto estaba al tanto de esta información hace más de seis años en una audiencia de libertad condicional, pero no la sacó a la luz”, señaló Romano, que también se desempeña como presidente del Comité de la Gobernación de California sobre la Revisión del Código Penal.

El abogado agradeció a CDCR por llamar la atención de la Oficina de Gascón sobre este caso. “Todos debemos trabajar juntos para ayudar a personas como el señor Saldaña que están pasando sus preciosos años tras las rejas por un acto que no cometieron”, puntualizó.

(c) Agencia EFE