Anuncios

Al final Pat Riley añadió las dos piezas que necesitaba el Heat, falta ver si funcionan

No hay duda alguna que la llegada de Kevin Love al Heat llena el hueco que tenía el equipo y la contratación de Cody Zeller es de las mejores para el puesto de centro suplente, tras la salida de Dewayne Dedmon.

El quinteto de la Capital del Sol se ha reforzado con dos veteranos probados y ahora solo necesita ponerlos al mejor nivel posible para que ayuden al equipo en esta recta final.

Con Love, de 34 años, adquirieron el paquete completo. No solo es un gran tirador, sino un buen reboteador y un jugador muy versátil, con un gran IQ de basquetbol.

Con sus 6.8’, Love debe jugar como delantero de poder junto a Bam Adebayo y aportar su fortaleza y poder de fuego.

En su carrera promedia 17.2 cartones y 10.5 rebotes por juego, con un 37.2 por ciento de efectividad en triples, aunque ya no es el mismo y sus averages han bajado esta temporada a 8.5 puntos, 6.8 rebotes y 35.4 % en los tiros de tres puntos.

Pero no hay nada para renacer como llegar a un nuevo equipo. Con el Heat, bajo el mando de un entrenador experimentado como Erik Spoelstra puede volver a brillar y convertirse en uno de los mejores delanteros de poder de la liga.

Love, escogido en el puesto 5 del draft 2008, además aportará su experiencia de 15 años en la liga a los jóvenes. Lo avalan un título de la NBA, una medalla de oro olímpica y cinco asistencias al Juego de las Estrellas.

El jugador ya firmó su contrato este lunes y estuvo entrenando en la cancha de prácticas del Miami-Dade Arena, donde este jueves hará su primera práctica oficial con el equipo.

El próximo juego de Miami (32-27) será el viernes 24 de febrero en Milwaukee donde intentará retomar la 6ta plaza después de caer a la 7ma plaza al perder en el último juego contra los Nets en Brooklyn.

Al Heat le Miami le quedan 23 partidos en esta recta final y ahora con Love espera no solo clasificar a los playoffs de forma directa sino disputar el título de la NBA.

Para ello necesita también recuperar a Kyle Lowry, quien regresará al equipo en las próximas semanas y tener un buen banco, una vez completado los 15 puestos de la plantilla.

El Heat confió en la recuperación de Lowry y en vez de traer a un armador prefirió ir por un centro para reforzar la segunda unidad y ahí encontraron a Zeller, un experimentado centro que estaba sin equipo y que seguro será de mucha utilidad mientras Omer Yurtseven, que viene de una operación en el pie, se pone a tono.

De modo que el Heat podría quedar así: con Lowry, Tyler Herro. Jimmy Butler, Love y Adebayo. Desde el banco Gabe Vicent, Victor Oladipo, Max Strus, Caleb Martin y Zeller; además de Duncan Robinson, Haywood Highsmith, Nikola Jovic, Udonis Haslem y Yurtseven.

El centro Orlando Robinson y el delantero Jamal Cain seguirán teniendo un contrato de dos vías, pero seguramente ahora con menos participación.

El Heat tiene una gira de tres juegos (Milwaukee, Charlotte y Filadelfia) y el primer encuentro donde los aficionados del sur de la Florida podrán ver a Love y Zeller en acción será el próximo 1 de marzo ante los Sixers.

Así que no van lejos los de alante si los de atrás corren bien.

Pat Riley no se volvió loco con el cierre del mercado. Al final consiguió las piezas que necesitaba, solo falta que ahora estas respondan.