Final de juego para el gurú de millonarios Keith Rainere: a la cárcel por el resto de su vida por esclavitud sexual

LA NACION
·2  min de lectura

NUEVA YORK.- El gurú de la superación personal Keith Raniere, frecuentado por millonarios y actrices de Hollywood, cumplió este miércoles su primer día en prisión tras ser condenado a 120 años de cárcel por convertir a algunas de sus seguidores en esclavas sexuales.

El juez de distrito Nicholas Garaufis, a cargo de la causa, llamó al líder del grupo NXIVM "despiadado e implacable" por cometer delitos "particularmente atroces" en los que las víctimas fueron niñas y jóvenes.

Coronavirus: ¿puede convertirse en un virus endémico?

Garaufis dictó una sentencia inusualmente alta en el tribunal federal de Brooklyn luego de escuchar las declaraciones de las víctimas junto con los comentarios del propio acusado, donde no mostró arrepentimiento.

"Creo que soy inocente de los cargos. Es cierto que no tengo remordimientos por los crímenes que no creo haber cometido en absoluto", dijo Raniere.

La sentencia puso fin a varios años de revelaciones sobre el programa de Raniere, NXIVM, en el que cobraba miles de dólares por cursos de superación personal en su sede cerca de Albany, Nueva York, y en sucursales en México y Canadá. Entre sus miembros se encontraban millonarios y actrices de Hollywood dispuestos a soportar humillaciones y a prometer obediencia al acusado como parte de sus enseñanzas.

NXIVM fue objeto de dos series documentales de televisión este año: The Vow producida por la cadena HBO, y la serie Seduced: Inside the NXIVM Cult.

En 2015, Raniere creó una segunda organización paralela piramidal, bautizada DOS, que tenía unas 15 a 20 "esclavas" sexuales y "amas". Las esclavas debían tener relaciones sexuales cuando lo quisiera el "Gran Amo", uno de los sobrenombres de Raniere.

Coronavirus. Uruguay se suma a los países que acortan el aislamiento: lo bajó de 14 a 10

Las víctimas eran marcadas sin anestesia con un bolígrafo cauterizador, arruinadas económicamente y obligadas a participar en actos sexuales con el líder.

Los fiscales dijeron que Raniere, de 60 años, dirigió lo que representaba una organización criminal, en la que inducía a la vergüenza y la culpa para influenciar y controlar a sus cómplices que le ayudaron a reclutar y preparar a las parejas sexuales del gurú.

Agencias AP y AFP